jueves, enero 21

Medianeras...

Ayer fue imposible postear, tengo dos días sin internet y Telecentro no termina de resolver el problema. Tampoco tuve tiempo de ir a un cyber o locutorio o prestar la compu a algún amigo, ya que estuve todo el día haciendo diligencias caseras (sí, tengo una vida) y por la noche fui al concierto de Joaquín Sabina en el estadio del Boca, ¡espectacular!(valga el comentario)… Así que antes del domingo postearé una película de más para mantener mi compromiso de 365 películas durante el año. Sí va.

Entre el caos que me tocó vivir durante el día (pago de servicios, visita del gasista, una filtración y la espera del plomero que no llegó) y lo enamorada que quedé después de ver a Sabina, pensé en una película que llegó a mis manos a principios del año pasado y me agradó mucho: Medianeras (2004), un corto de 27 minutos del argentino Gustavo Taretto que narra una historia sencilla entre dos personas solitarias y absortas que se conocen gracias al destino.

Mariana (Moro Anghileri) es una arquitecta que se resuelve económicamente armando vitrinas de tiendas, acaba de mudarse a un departamento en Santa Fe después de separarse de su pareja. Martín es un chico que tiene 10 años haciendo web sites, lo que lo ha llevado a operar casi toda en su vida de manera virtual, incluso las relaciones con las mujeres. Viven en la misma manzana, pero no se conocen. Una mala jugada de la ciudad (un apagón de luz) hará que se encuentren.

Los diálogos en off de ambos personajes van contando la historia. Taretto aprovechó el típico cuento de amor para narrar también el caos de la vivienda en la ciudad de Buenos Aires y cómo afecta la cultura del porteño.

Aunque ya había utilizado este texto para otro asunto, quiero compartirlo con ustedes. Dice Martín: “Buenos Aires es una ciudad que crece desaforada e imperfecta (…) Estoy convencido de que las separaciones y los divorcios, la violencia familiar, el exceso de canales de cable, la incomunicación, la falta de deseo, la abulia, la depresión, los suicidios, las neurosis, los ataques de pánico, la obesidad, las contracturas, la inseguridad, el estrés y el sedentarismo son responsabilidad de los arquitectos y empresarios de la construcción. De estos males, salvo el suicidio, padezco todos”.

Medianeras puede verse hasta la mitad en youtube, pero recomiendo que la vean completa. Son 27 minutos bien dirigidos, mejor actuados, con buena fotografía y música, aunque la historia no de para un premio mayor.

pd1. También está en youtube otro corto recomendable de Taretto: Hoy no estoy, de 5 minutos y filmado en 35 mm.

pd2. Recuerdo que cuando trabajaba en el diario Panorama, un día, por un error de compaginación, no se publicó la página de las tiras cómicas y el crucigrama… fue impresionante como recibimos llamadas de la gente reclamando por el crucigrama. Anoche, preocupada por no haber cumplido con mi película diaria, me imaginaba mi correo lleno de reclamos. Pero no. Cada vez entiendo más a Julie Powell.

pd3. Cierro cesión, traje solo 5 pesos y ya casi se termina el tiempo.

8 comentarios:

  1. Si no conté mal, ese poster tiene menos letras que el otro que colocaste de Bush.

    Que bueno lo de Sabina. Una vez fui a verlo y un carterista me robó el mes de abril.

    Chau... :)

    ResponderEliminar
  2. 21 de enero: me la quise tirar de "intenso" y ver algo de terror. Lo que vi es propablemente la PEOR película que he visto en mi vida. No asusta y la sangre parece tempera.

    Realmente es mala (MALA: de maldad como de calidad).

    Si les interesa: www.liveanimalsmovie.com

    Hoy veré Sherlock Holmes.

    ResponderEliminar
  3. Estimada Adriana, gracias por esta recomendación. Me encantó. Me identifiqué con los textos, tanto en lo cuentan, como en el modo de contar. Buenos Aires se parece a Valencia, o a cualquier ciudad de Venezuela. José Ignacio Cabrujas dijo alguna vez sobre Caracas que era un ciudad en permanente construcción, o que nuestra cultura era la del campamento, o algo así.
    Una frase de esta película que me dio en la cara: "Entonces me pregunto: Si aun cuando sé a quién estoy buscando, no lo puedo encontrar, ¿cómo voy a encontrar al que estoy buscando, si nisiquiera sé cómo es?".
    Otra cosa: A la dificultad para acceder a algunas películas, y verlas, como Dios manda; a la vida "esa" que llevamos, y no podemos eludir ni..., se agrega ahora esta intermitencia en el servicio de electricidad que pone horario a la comunicación.
    De las películas comentadas por ti, hasta ahora, he podido ver algunas que no había visto. El ritmo de mi trabajo, desafortunadamente, me impide ser más consecuente.
    Hay una película que hasta ahora no he podido encontrar, y estoy tras su pista: Precious.
    Vi algunos cortos en Internet, que me dicen que es necesario verla.
    Sí, extrañé tu ausencia.

    ResponderEliminar
  4. Juan cuentas las palabras de los post????

    ResponderEliminar
  5. Rafael, ojalá pudiera hacerte llegar las películas que no encuentras por allá... pero no es fácil. Medianeras es genial, me ayudó mucho con la presentación del libro.
    Con respecto a Precious ya debe andar por ahí, aunque apenas es del año pasado. Pero yo la conseguí de buena calidad.
    Una amiga en el facebook me dijo que yo alentaba a la piratería, y no puedo defenderme justamente con Precious, pero la mayoría de estas películas que no han llegado al cine o recién estrenan, son de hace uno o dos años y es fácil conseguirlas en dvd.
    Le dije a mi amiga -a manera de chiste- "yo no creo en la piratería, creo en la masificación de la cultura", creo que se ofendió, no me ha hablado más.

    ResponderEliminar
  6. por cierto... antes pensaba que dos personas hacíamos este blog, ahora veo que somos tres ;)

    ResponderEliminar
  7. También se le ha denominado: arriesgado acceso a la cultura.

    ResponderEliminar
  8. O mejor, ¡Pecaminoso acceso a la cultura!

    ResponderEliminar