jueves, enero 14

El espectáculo en 3D

Primero debo decir que Avatar es un espectáculo visual. El cine es otro después de las nuevas técnicas en 3D. Anoche, la vi con varios amigos y fue como estar en una montaña rusa, ¡fantástico!

La película más esperada de James Cameron, que costó 500 millones de dólares, es la más vista en todo el mundo y es que los efectos son maravillosos. Es la creatividad en su máxima expresión.

Protagonizada por Sam Worthington (el bellísimo humanoide Marcus Wright de Terminator Salvation), Zoe Saldana y la legendaria Sigourney Weaver, Avatar es, visualmente, una obra maestra, aunque la historia no sea más que un cliché hollywoodense. Un chico malo y poderoso, un pueblo bueno, una princesa heredera, un guerrero celoso y un traidor que al final se convierte en héroe. Todo ello ambientado en un lugar mágico -Pandora-, de una energía natural impresionante, donde los habitantes –los Na`vi- son azules y la fauna y flora estalla en colores. Belleza pura.

Pero este mundo extraordinario se construye más desde lo mediático, todos hablan de Avatar. El Vaticano dijo que era “una parábola antiimperialista y antimilitarista fácil, fácil”. Evo Morales se identificó con los personajes y la comparó con la lucha anticapitalista que mantienen los bolivianos por sus tierras. El grupo norteamericano Iniciativa Películas sin Tabaco la acusé de protabaco, entre otras miles de críticas a favor y en contra que abundan en los medios. Lo más curioso que leí fue que la organización Comunistas de San Petersburgo, en Rusia, exige el arresto de Cameron por robarse ideas de la ciencia ficción soviética, donde también aparece una Pandora -la tierra prometida de Avatar-. Los comunistas dicen además que los personajes azules de la película asustan a los niños y quieren que el director vaya a la cárcel y no a la ceremonia de los Oscar. (¿?!)

Alguien catalogó la producción multimillonaria de “mensaje poderoso a la humanidad” refiriéndose al sentido ecológico de la trama, donde es evidente la semejanza con algunas luchas latinoamericanas –mas indigenistas- por la riqueza natural de sus tierras. Mi amiga Fedora, que sabe de eso más que yo, se refirió específicamente a Venezuela y la explotación del carbón por parte de grandes transnacionales.

Sin embargo, quizás el mensaje que quiere transmitir Hollywood (o que muchos necesitan asimilar después del fracaso de Copenhague) pasa a un segundo plano por la majestuosidad de los efectos y un guión predecible que no aporta mucho. Para mí, la historia tiene un poco de todo, incluso algunas escenas y recursos mejorados técnicamente de Terminator I, Robocop, Matrix Revolutions, Aliens, Jurassic Park y hasta del animé de Miyazaki: El increíble castillo vagabundo.

Dos cosas me causan gracia: una, que el árbol que representa la deidad de los Na`vi sea más bien una representación maravillosa de un penetrable de Jesús Soto; y dos, y jamás pensé que diría esto, que me encantó el personaje de Michelle Rodríguez.

Esta tarde, la página oficial de Avatar en facebook tiene 860.070 fans. 860.071 conmigo ;)

32 comentarios:

  1. El guión es muy predecible: un mundo imaginado, paradisíaco, que sirve como válvula de escape a éste, siempre en crisis; además, ganan los buenos... Pero me llamó la atención que el protagonista quiera ser parte de los Otros, y hasta prefiera cambiar su color blanco por ese azul tan "afro" de la peli.
    Vanina

    ResponderEliminar
  2. "Tron" conoce a "Danza con Lobos"... pero en 3D!

    J. Cameron frente al crew en el primer día de rodaje:

    "Buenos, pilas todos, que esta película tendrá muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuchos efecticos! Que alguien me pase la pepsi... no, no esa no... la virtual que yo tomo..."

    Hablando en serio... la vaina es una espectáculo... bonito mensaje... pero un guión lleno de clichés, anticuado de pies a cabeza. Sin embargo, no deja de ser un visual-candy asombroso y ambicioso, posiblemente le película de ciencia ficción más poderosa en lo visual desde "Star Wars", pasándole por encima -incluso- a "The Matrix" y muchas otras. A mi modo de ver es un amalgama temático, cromático pero muy pobre en metáfora. Como ciencia-ficción vale oro, pero una épica repetida. Los amantes de comics creo que la amarán. Quizás yo solo le guiñaría el ojo.

    No obstante, yo si la vería de nuevo.. es demasiado innovadora y creo que vale la pena, pero a mi humilde forma de ver, la salvan los efectos y no el tema (que ojo, no está mal). Creo que la mixtura de técnicas es un antes y después, tal como lo hizo Disney o Lucas en su momento.

    La verdad no me imagino a Cameron haciendo algún día un remake de "El Pez que Fuma"... es capaz de poner literalmente un salmón con sensores de movimiento fumando algo que bota humo hecho en CGI.

    Otra cosita: ver "AVATAR" en un cine con gafas de 3D es simplemente otra cosa (bueno, una dimensión más de hecho). Es un trecho grande.

    Insisto... el dilema de las diversas interpretaciones no es tal... no hay dilema... es muy facilista... no hay crucigrama que rellenar...peeeero, Cameron sabe esto, lo puedo jurar... siempre lo ha sabido y la tecnolgía debe justificar la peli (al menos en este caso más que en cualquier otra de sus cintas).

    Chau!

    ResponderEliminar
  3. Comparto con Adriana sus opiniones sobre esta película. El vértigo de las escenas de vuelo y de los personajes al borde de los abismos, me mantuvo, mientras vi Avatar, en un permanente estado de aturdimiento, ya que pára seres como yo, terrenos, al fin y al cabo, las alturas son una costumbre a la que todavía no me habitúo. Otra cosa es el guión, y aunque el vértigo de los efectos especiales nos distrae y no permite reflexionar mucho sobre él, es fácil reconocer algunos estereotipos usados con manoseada frecuencia en el cine... Luego de verla, en donde me detuve un poco más fue en las actuaciones, en los gestos y movimientos prestados por los actores a los personajes creados por la ficción; a su valor histriónico; en aquello que se ha denominado “captura en movimiento”, esa particular técnica que acopia las acciones de los actores humanos, y las usa como información para animar modelos digitales de personajes en 3D. El debate ya se había abierto en el pasado, con los aportes del actor Andy Serkis para Gollum, de El señor de los anillos. Si se postula la actuación de alguno de estos actores, pienso yo que habría que examinar no sólo la actuación en sí misma, o la película en su totalidad, sino su proceso de producción, para constatar hasta qué punto la intervención del equipo de animación, contribuyó en el enriquecimiento de las actuaciones. También tuve la ocasión de ver un “detrás de cámara” de la realización de la película: me asombró el uso ilimitado de recursos técnicos y humanos, y el innegable trabajo de coordinación, dirección y edición que supone armar un rompecabezas que se supone sólo está en la mente de su creador.

    ResponderEliminar
  4. Si se postula a los premios Oscar, quiero decir.

    ResponderEliminar
  5. Tiendo a pensar que si la película hubiera sido dirigida por un "director-no-all-star-hollywood" y si la puesta en escena hubiera sido más "humilde", quizás el guión hubiera podido ser valorado con más humildad tambien.
    Invito a verla por segunda vez y poner atención en las líneas de la princesa Na´vi. Encierran una interpretación profunda de la cosmología de muchas razas originarias, el tema de la energía , precisamente, la causa de nuestra crisis civilatoria.
    La organización social de los Na´vi tambien es notable, mujeres y hombres tienen las mismas oportunidades y derechos, todos los integrantes de la comunidad pueden hablar, me recuerda a los Barí, que mi amigo antropólogo Francisco Inciarte, calificó casi de anarquistas.
    Al final estoy de acuerdo en que lo que llevas al cine es lo mismo que sacas del cine, condimentado.
    Por eso, asuntos que hemos olvidado completamente como nuestra cosmologia originaria, nos parecen ajenos, fantásticos, de otras galaxias, clichés (porque nunca falta alguien que nos los recuerde). Si además no estamos al tanto de algunas crueles realidades que están sucediendo al lado de nosotros,(Edo. Zulia, Venezuela) como el despojo, expulsión de sus tierras, saqueo, tortura, encarcelamiento, asesinato de comunidades indígenas para sacar lo que está debajo de sus tierras, no podemos ver en perspectiva lo que significa AVATAR.

    Sin intentos de criticar el cine, porque no soy crítica de cine, como espectadora y buscadora de un modo de vida alternativo, encuentro que James Cameron ha masificado una información casi "confidencial" por lo grave de sus implicaciones.
    Hoy se está despojando de su hogar y habitat, no solo a comunidades nativas, sino a cualquiera que esté parado sobre lo que tiene un valor comercial, al costo de dejar las tierras inútiles en plazos tan cortos como 5 años. Un ejemplo está en Cánada.
    Entonces, rescato la valentía de difundir masivamente el tema clave (a mi parecer) de la humanidad hoy, la energía. Tengo fé que alguna inquietud puede surgir de los "efectos especiales".
    Se me ocurre hacer una comparación: Leonardo Da Vinci fué siempre reconocido por su técnica, pero el verdadero significado de algunas obras solo se descubrió siglos despues. Estoy segura que con la velocidad de la comunicación hoy, descubriremos la verdad mucho más rápido.

    Adjunto un link informativo:
    http://clorofilazul.blogspot.com/
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Fedora creo que ha dado en el clavo. Es el viejo dilema, cuando lo que prevalece es la forma sobre el fondo. Por eso decía yo que los efectos especiales nos distraen de ese fondo, que es la historia, y que debería ser, por lo menos tan importante, como la forma. La publicidad no se detiene en vender su contenido, e induce a sus espectadores a quedarse con los efectos especiales, que es, al final,lo que vende.

    ResponderEliminar
  7. Me gustan sus comentarios... siempre he pensado que si uno sale del cine sin nada que decir, la película no ha valido la pena... creo que, palabras más palabras menos, el sentido está ahí, hay un mensaje valioso, repetido o no. Afortunadamente, muchos podemos verlo, discutirlo y comunicarlo a los demás...
    Como dije en uno de mis primeros post: "yo hice mi parte, ahora te paso el testigo"

    ResponderEliminar
  8. Yo insisto en que el guión es simplista, de atajo... los buenos son buenos y los malos son malos... cual villano de comiquita. Este es el mayor cliché en la historia de cualquier producto audiovisual. Una mirada unidimensional de los personajes... nadie cede, de forma muy robótica.

    Hay repeticiones, la Kathy Bates de "Titanic" es la Sigourney Weaver de "Avatar". Pertenece a un bando pero su alma es tocada y decide cambiar para siempre. Trucos así hay cada 5 minutos en toda la película. Los mounstros salvajes que vemos al inicio (y que más nunca volvemos a ver) salvan, casualmente, a los buenos segundos antes de que ya vemos que está todo perdido, y los salvan!(es un típico recurso mesiánico, casi chapulinesco, si esos tipos no aparecen todos mueren), algo mil veces visto esto en el cine, y no solo eso... sino que nos da la llave a la cerradura que abre l apuerta al tradicional enfrantamiento final entre el maloso y el bondadoso, fuerte vs. débil, poderoso vs. no poderoso, etc. Todos queremos que gane el bueno. Además, es la tradicional épica en 3 actos, con subtramas y personajes secundarios, clásico, cual fórmula matemática de Syd Field.

    El climax de la máquina-tecnología-imperio versus la naturaleza-aborígenes-pureza se ha visto desde el cine en sus inicios. Es la traspolación infinita de David y Goliat... que da para todo y en AVATAR la exprimen como una toronja. Las épicas son así, pero pienso que siempre hay una manera de contarlo distinto. Cameron lo hizo ver distinto, pero con un efectismo camuflajeado que lo sabe hacer muy, muy, muy bien por cierto. Eso no lo pongo en duda.

    No hay que se gurú para saber que Cameron es un fan exacerbado del efectismo, y al menos yo no lo veo capaz de contar una historia sin esta muleta.

    Creo que lo más rescatable (aparte del adelanto que signifa para el séptimo arte todo lo referido a post-producción y aplicaciones que logran cometidos únicos) es la creación de criaturas que realmente me impresionó.

    Hay que volverla a ver, sin duda. Pero no creo que una reiteración salve la hostoria. Esto sin contar las frases grandilocuentes en los diálogos que casi que recuerdan a los "pobres buenos" de "Titanic" contra los "malvados" de la clase alta, soberbios en sus decisiones y discriminatorios. A eso me refiero con "unidimensional". No es creativo. Salvo estrechos momentos no veo escala de grises en los personajes ni en el entramado de la historia, por eso es que no veo rescatable el guión, mucho menos como una parábola encriptada. el mensaje está claro. A mi se me parece que jode a "Danza con Lobos", que a su vez se parecerá a cientos de películas predecesoras, cuyos temas son los llamados "constructos": el amor, la libertad, la guerra, el odio... el tratamiento no es original.

    Una de las películas de ciencia-ficción que realmente me parece que tiene un tratamiento más realista y menos repetido es la última Batman... e incluso el tema de los XMEN es obvio que es una metéfora del racismo (los mutantes y coloridos son discriminados, así fue concebido el comic original). Lamentablemente la novedad temática yo no la noto en AVATAR. Insisto.Eel mosaico de detalles si es ingenioso, pero es mero decorado para mi.

    Pero sabes que Fedora....?!? te quieroooooooooooo... y hay que conservar el planeta. :D

    PD: ninguna toronja fue lastimada o maltratada en este post. :D

    ResponderEliminar
  9. Juan sos un grosso... te extrañaba!

    ResponderEliminar
  10. Adri, qué buena reseña! Sé que no lo pretendes, y sin embargo es una crítica más aguda y mejor documentada que bastantes que he visto por ahí, de supuestos “especialistas”.

    Casi coincido con Fedora... Casi. Debo decir que yo salí del cine visualmente extasiada, pero profundamente molesta. (Incrementó mi disgusto justamente reconocer semejante inversión de talento destinada a la seducción visual, y la desproporción vulgar con la milimétrica cantidad de neuronas puestas al servicio de la narrativa). Evidentemente, de James Cameron no se puede esperar demasiado en cuanto a “contenido” (si es que a estas alturas “forma” y “contenido” pueden ser consideradas separadamente), por lo cual estaba dispuesta a soportar cualquier clisé. Pero después de la primera hora, y tal como le pasó a Fedora, me pareció que había algo interesante en las líneas de la princesa. Resonaron ahí muchas de mis búsquedas filosóficas y humanas, muchas de las cosas que he podido descubrir en mi pequeño camino académico y mi larguísima lista de preguntas -algunas “respondidas” últimamente gracias a Kelvin, que anda en una intensiva de filosofías originarias y precolombinas-. Sin tener aún demasiadas lecturas al respecto, puedo decir que es ahora, miles de años después, cuando el pensamiento occidental apenas comienza a aproximarse a una cosmología desarrollada mucho antes: la Filosofía (con mayúsculas) ha sido, ni más ni menos, un gigantesco rodeo (¿inútil?) para llegar a un origen que ha sido absurdamente desdeñado como pre-filosófico. Hija de su tiempo, la película acerca estos temas en las palabras casi inocentes de la princesa… Pero aquí lo grave, lo imperdonable, y la razón por la que creo que James Cameron no sólo es un imbécil, sino un imbécil peligrosísimo, es que termina por disolverlos en la banalidad de un guión a lo Disney, para además forzar una moraleja hacia la reivindicación del discurso bélico (Si bien son “los malos” los que provocan la violencia, la “libertad” exige pasar por el camino “inevitable” de las armas). La Diosa Eywa tiende al equilibrio del universo… que según eso se consigue masacrando a unos cuantos (¡¿?!). Proponer que hay unos “malos” contra los que hay que luchar desdice todo el discurso Na’ Vi planteado al principio, y hasta se burla de él; termina alegando que la violencia es “esencial” -universaliza "la humanidad" para liberar de responsabilidad a ciertos humanos (ésos que sí son asesinos)- y habilita la justificación de cualquier cosa… porque siempre “la verdad” (y la verdad es cualquier cosa sostenida por un discurso, pregúntenle a la inquisición, a las tropas en Afganistán, a los torturados políticos) está del lado de los “buenos”.
    Aún tengo la duda de si la estrechez de la moraleja es mera estupidez, o si se trata de algo un poco más siniestro. En los dos casos, es igualmente preocupante.

    PD: Fedora: me interesa esto de los Barí ¿Cuándo nos dedicamos a hablar de estos temas?

    ResponderEliminar
  11. Saludos a los que pendulan la mirada por este "necesario decirnos", este importante tejido que hacemos desde nuestras maneras de ver el mundo que nos incluye, nos asombra o nos aturde.

    Les comento: Junto a mi madre entré en la sala de cine y nos dejamos arropar de luz. Allí nuevamente destacamos (asombrados) que el fetiche de este globalizante mundo de ahorita son las pantallas translúcidas, las "capas de datos", "lo que mueve el dinero" -que es máquina- y "el quien cataliza"(desde su prédica alienante pragmática) que todo sea en el menor tiempo posible y al más bajo costo (publicitario incluso, si recordamos que quien explota el mineral de Pandora es una "compañía" que no quiere despertar grandes complicaciones).

    Con inmenso y hondo respeto les comento que a mi no me deslumbra del todo esto el "efectismo visual" pues hace rato me dijeron en la sociedad que habito que en el siglo XXI eso sería la norma. A mí no me aturde si los personajes allí vistos son versiones cliché que se trasladan de extremos concebidos entre el bien y el mal pues, desde los primeros cuentos leídos, entendí que es una técnica para hilar emoción, como si de una cuenta -cuento- se tratase. A mí me excita de Avatar lo biodiverso magnificado, lo faunístico, lo floral del despliegue imaginativo, lo curvado de las formas, las texturas, las luces que son más que luces, las sinuosas maneras de "caer en símbolo" tanto misterio que cuesta comunicar desde las ciencias biológicas (la vida me hizo biólogo, aclaro).

    Acá sin duda se trata de un director embadurnado en su decir visual de forma y poco fondo; hablamos de un equipo que gesta épica desde la técnica (que es la prótesis de este siglo y los que vendrán).

    Con mucha humildad reconozco de Avatar y hasta les aplaudo "el viaje a la semilla", el gesto de desnudar la demasía de perversión militarista, sedienta, aniquilante, traumada que es la versión de los países hegemónicos (y entre ellos y el más los Estados Unidos).

    El sistema se permite mirarse al espejo desde los fetiches que el mismo ha fomentado entre sus "agüevados zombies".

    En la sala de cine retumbaban en mí palabras como "conexión", y ojo que no se trata de conexión pendrive, ni conexión mega, giga, terabytes... no!!!!!!!, hablo de conexión con la tierra. Estoy hablando de conectarnos con gea, pachamama, gaia no desde las consignas sino desde lo tangible. ¿O qué es acaso esa escena final donde el guerrero (humano) conectado desde la virtualidad es rescatado de la asfixia más desgarradora por su enamorada (y gigante, y azul y hermosa) aborigen?.

    Destaco una zona inexplorada en el comentar de esta producción cinematográfica: La conexión es vital para reorientar nuestra permanencia como especie. Se pensó que siempre el ambiente "nos rodeaba" y que el bien triunfaba sobre el mal y luego hemos visto que hay matices (matrices!!!) y que realmente estamos inmersos en un tejido frágil, incuantificable en términos monetarios (por dios!!!) y que nada nos rodea, todo nos incluye.

    La película más cara y más efectista promueve en su discurso visual la desconexión con lo banal, la soltura de la prótesis (no es de gratis el soldado -metáfora de la hidalguía moderna- en silla de ruedas -real discapacidad motora-) para así iniciar conexión - vínculo, humildad, CONCIENCIA que encarne (¿que el verbo se haga carne?) en la defensa de lo digno.

    El sistema civilizatorio dicotómico, hegemónico, capitalista neoliberal "hace aguas" y aprovecha sus "cartuchos visuales" para fabularnos lo que en todo caso sí es riqueza: la red que tejemos todos, la dinámica que todos promovemos en juntez (COMUNión, COMUNa desde el sentido COMÚN y desde la diáfana COMUNIicación).


    (primera parte)

    ResponderEliminar
  12. (segunda parte)

    En mi país -Venezuela- se teje mutación que a momentos genera incertidumbre (partos históricos diríase) pero desde el concebir profundo de la dialéctica de todo proceso natural - cultural entendemos que toca asumir la defensa plural, colectiva de la territorialidad, desde lo autónomo, desde la emancipación argumentada -y no nada más eufórica-.

    Indígenas acá (y de toda el Abya Yala) encarnan hace rato este terrible fabular de Cameron.

    Creo que es penoso erigir una conciencia desde lo hollywoodense y lo efectista, pues nada más de oropel y efímero que Hollywood y sus prótesis de disque "entretener".

    Pasarán los días y seguiremos insertos en dinámicas que exigirán hacer tangible (y no virtual) el sueño común, la tierra posible.

    Lo tangible en balance con lo intangible (y esto de intangible no es nada más la virtualidad de 3-D ni el efecto de captura de movimientos) sino la memoria ancestral que nos mantiene acá, la historia tejida desde el suelo que pisamos y nos pisa, nos sustenta y sostiene, desde el agua y desde el vuelo microscópico de las partículas.

    !!!Que maravilla ver salir liberado a ese soldado, en ese otro cuerpo azulado, agigantado, liberado!!!.

    Más me ha gustado, estimados lectores, esa toma que captura delicadamente ese contacto de los pies con la tierra; ese trenzado cabello con las fibrillas que sobresalen de apéndices en las aladas "bestias".

    Polisémica como toda obra, destaco finalmente que acá más allá de Tron, de Pocahontas, de Danza con Lobos (verbigracia Hollywood) estamos en presencia de un posmoderno grito (plausible y válido) que nos zambulle en las aguas de las grafías de la geo (geografía), la interculturalidad, el riesgo, el amor sincero -desconectado libre de prótesis-, la conectividad desde los afectos que son patrimonios (matrimonios) elevados de carga simbólica milenaria y que(sigámoslo diciendo a viva voz carajo!!!) este "occidente globalizado", agitado de urbe y productividad enajenante, que come carne y moneda, no nos ha dejado ver.

    Les admiro por este portal que abren y agradezco a Fedora por insistirme "con la más hermanada sutileza" para, viendo esta obra, reconocerme y reconocernos en la tanta lucha que libramos en nuestra coordenada zuliana (noroccidente venezolano) en contra de los armatostes de la energía fósil del carbón que anhelan devorar el bosque húmedo cultural de la Sierra de Perijá que defendemos con vehemencia y sudor.

    Más información para seguir en abrazo desde el pulso y el latido sentipensante en: http://clorofilazul.blogspot.com

    Enhorabuena sus ojos y los míos por reencontrarnos desde el cine. PAZ!!!


    Nicanor Alejandro Cifuentes Gil
    ncifuentesg@gmail.com

    http://clorofilazul.blogspot.com
    http://ecologiactiva.blogspot.com
    http://latidovisual.blogspot.com
    http://www.youtube.com/user/Nicanor78

    Puerto Maracaibo.
    República Bolivariana de Venezuela.

    ResponderEliminar
  13. Nicanor... gracias por tus comentarios... te sigo, desde hace tiempo... bienvenido a mi mundo!

    ResponderEliminar
  14. Buen análisis.

    Sin embargo, insito, yo sigo percibiendo a "Avatar" sin un velo tan poético, o tan sublime. ¿Será que he visto tantas cosas ya?. ¿O que la ciencia-ficción nunca ha sido mi género de preferencia?.

    En el mejor de los casos, las cualidades intrínsecas, mini-metáforas y todas estas pinceladas de paráfrasis fluorescente que ha ideado Cameron, es -y quizás para algunos y no para toda la masa de espectadores en el planeta- un sugestión sensorial sobre el tema.

    Esta belleza extrema y entramados orgánicos que rodean todos los detallitos de la historia, no dudo que hayan sido bien pensados. Lo que dudo es que sean captados con el romanticismo filosofal con el que muchos visores comulgan luego de ver "Avatar". Yo estoy de acuerdo con eso, pero creo que al final del día, la estela que la película deja no es sino una carga sensorial simple (si es que la deja en las mayorías), que es a su vez consecuencuencia de un efectismo vip de 5 estrellas logrado digitalmente. Plausible por demás. Esto no deja de ser positivo. Pero a mi modo de ver no salva el enorme cliché que es la película, desde su primera escena, hasta la última.

    La fusión de hombre-naturaleza, la minusvalía del protagónico, etc. puede ser interpretadas muy acertadamente de la forma en que Nicanor lo hace... o... pudiera ser otra cosa. Casualidad y no causalidad. Aprovechamiento legítimo de las fórmulas de atracción de gente a la sala.

    Yo creo que también hubiese puesto un protagonico con algún tipo de deficiencia (obvio, coporal, no espiritual) para que no solo gane empatía sino para reforzar la idea de un Goliath que se enfrenta al debilucho de David (el rico y el pobre de "Titanic"; el cyborg vs. el humano de "Terminator"; el; Ripley vs. el desconocido y gigantezco "Alien", ...debo seguir?.). Es una reiteración, y como tal es aburrida como estructura.

    Como dijo mi amiga en la reunión de debate sobre "Avatar"... "Hay que verla en la laptop, con mala calidad, sonido a medias, sin lentes 3D, que no sea vean bien los efectos... a ver si no te aburre!".

    Por otro lado, si a defensa vamos, no hay que tomar dictado de escenas de películas grandilocuentes como esta. Hace años, algún árbol debió haber sido derribado por algún artefacto tecnlógico, y con ese árbol derribado hicieron la silla en la que estoy sentado ahora, y la mesa donde está posada mi computadora, en donde tipeo esto justo ahora. De la misma forma, y a la vez, alguien -hace quien sabe cuántos miles de años- vivía en este metro cuadrado en donde hoy en día hay un edificio de unos cuantos pisos que es habitado por un asiduo visitante a este blog. No por ello, ni estoy en contra de los armatostes o de una demolición salvaje, pero tampoco me siento un humano con carga culposa por ser cómplice de una especie de "abolición" de la naturaleza. De la cual, por consecuencia, ahora "disfruto". NO es que tam poco soy ajeno a un grado de conciencia mínimo sobre el tema.

    Creo que los aborígenes de la película son la utopía, con quienes nos debemos sentir identificados es con los soldaditos destructores. Esos somos nosotros. Unos más conscientes que otros, y que sabemos que la explotación infinita no es tal si esta materia prima es finita, y que, simultáneamente, es nuestro hogar. En la conclusión lógica (clihé también) de que no es la ventaja mercantil efímera la que buscan estos "malvados" que solo piensan en explotación "perversa" de la naturaleza.

    ¿Pero es toda explotación perversa ¿O muy a menudo vivimos de ella?.

    No todos somos así. es evidentemente una crítica a quienes lo son.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  15. Saludos Juan:

    Agradezco que aprobaras mis comentarios. Cada quien en su blog ejerce control mínimo de lo que se comenta.

    Dices que a lo mejor has visto tanto que ya no percibes la peli como la perciben otros que se zambullen en otras lecturas "poético - sublimes".

    Casualmente se dice por allí en la biología: la esencia de la vida radica en la diversidad. Sugiero con humildad: sigue viendo, sintiendo, para eso no debe haber límitantes. Sé que lo sabes.

    No hay romanticismo filosofal, hay lectura desde un prisma que se deja seducir por diversas fuentes, diversas dimensiones... son casualmente esas las conexiones que aprendí a establecer para hacer verbo e idea coherente lo que siento y hago en vida.

    La reiteración de fórmulas sin duda agobia si desde el inicio nos turbaron en demasía. En eso estamos totalmente de acuerdo. Pero el arte se basa en establecer vínculos y, a momentos, decir y reiterar. De allí que Horacio en la antigua Grecia hablara de: Bia repetitia placent.

    (fin primera parte)

    ResponderEliminar
  16. (segunda parte)

    El estilo de Cameron y el de cualquier otro director de cine debe (por naturaleza) ser fiel a una visión de mundo y cada vez que se desea crear algo, esa visión de mundo particular permea la obra que se crea.

    Ya la película Avatar es lo que es y si es trilogía habrá que tenerle paciencia como con tantas otras sagas que seducen con vehemencia los últimos años de cine.

    Coincido en que no hay que tomar dictado de esta película. Eso creí haberlo dejado claro, sin embargo creo que la misma revela un estado -status- del armatoste creativo (¿?) que mentan Hollywood. Nada está aislado de nada. Hollywood menos!!!

    Esta parte tuya que cito entre comillas: "[...]No por ello, ni estoy en contra de los armatostes o de una demolición salvaje, pero tampoco me siento un humano con carga culposa por ser cómplice de una especie de "abolición" de la naturaleza. De la cual, por consecuencia, ahora "disfruto". NO es que tam poco soy ajeno a un grado de conciencia mínimo sobre el tema[...]"

    Me resulta algo respetable pero con diáfano sentir te digo ... no comparto tu visión acá. El artista plástico venezolano Miguel Von Dangel es clave al revelar: "[...]extraña religión esta de los ecologistas, secta más bien, que más que requerir de culpas por ser redimidas, trata de la traslación de los estigmas de Gea a la piel misma que los produjo" (De la buena y mala ecología. en: El Pensamiento de la imagen y otros ensayos. 1997. p. 391)En este sentido te digo que no se trata de sentirse humano con carga culposa o de disfrutar de la mesa o del lugar donde se está (otrora cualquier zona habitable seguramente)en virtud del "progreso". Son otras las sensaciones en juego. Recuerda que la culpa en nosotros es una construcción judeo.cristiana musulmana como bien lo ha revelado el inmenso Carl Sagan.

    Jamás me sentiré identificado con los militares de la película (vade retro!!!) pues mi vida ha sido cimentada en la crítica y en la denuncia profunda y honesta de ese modo ser y hacer (indpendientemente que yo no recicle o tenga consumo excesivo de luz - que no lo tengo ojo!!!-)

    Los indígenas estos de azulada dermis no son utopía digitalizable, al menos eso creo. Revisa la historia antropológica más occidentalizada y positivista y verás que aún allí despunta esto que son los "otros" (qué loco mundo este)esos que no nos han dejado oir, ver y abrazar.

    La película ha sido para el "gran público" que ni siquiera sabe dónde está el Congo o Belize. Ese público que es p.ej. el norteamericano donde uno de sus ciudadanos promedio consume el equivalente a más de 170 etíopes o a más de 50 paquístaníes (Altvater, 1994).

    Inisisto, revisa quién se beneficia de esta devastación(real en el mundo este que habitamos) y te asombrarás que a nuestro círculo más cercano, incluso a nuestro país o sub continente... no es en primera instancia!!!

    Grande y abominable el abismo entre el sur y el norte. Preguntémosle a la eterna Mafalda!!!

    Gracias por tus palabras Juan y por la lectura que le has hecho al blog clorofilazul que hace ya casi 5 años pretende mostrar lo que por dentro me ocupa y duele. Sigamos atentos que el cine es más que la suma de sus artes. jejejeje!!!

    Nicanor.

    ResponderEliminar
  17. Nicanor... esta bien que Juan comente dos, tres y hasta cinco veces alguna entrada del blog, pero ey! soy yo quien aprueba los comentarios! Creo que llegó el momento de bloquear a Juan!!!
    (es broma)

    Ahora, en serio, me gusta que participen, que mi humilde visión sobre el cine, incentive estas discusiones...
    bienvenidos sean, Juan y Nicanor
    Pero eso sí... sin golpes!

    Fedoraaaaa, dónde estás??? ven a poner orden en esta sala.

    ResponderEliminar
  18. adrimosar gracias. a ti te debo entonces estas reflexiones mías que publicas. no supe realmente quien controlaba el blog. buen humor que tienes!!! mi blog está a la orden también mi estimada. gracias por avivar el debate. a veces este no suele abundar y se requiere mucho de él para aprendernos.

    abrazos adrimosar.

    nicanor.

    ResponderEliminar
  19. De nada Nicanor. La opinión que doy creo que ha quedado clara. Al igual que las demás de todos nosotros.

    Sigo pensando que es una utopía. Lo utópico vende así no haya nada en stock. Más aún en el cine, donde el souvenir que te llevas es imaginario, o inspiracional en el mejor de los casos.

    La peli me parece que tiene una escala lineal cuya cronología es reversible. Cameron puede estarnos hablando de algo que ya pasó, o de algo que pasará. Apesar de que diga el año. O simultáneamente de ambas! No tiene porque ser algo simbólicamente en dirección a otro algo real, tangible.

    ¿Y si Cameron solo se sentó a investigar y hacer un gran amalgama de ideas, durante años, y la obra no es más que una piñata colorida de todas estas mixturas, y sin mayor compromiso de ser fiel a algo conocido?. Yo creo que así es como lo percibirán las mayorías. Por eso digo que es algo sensorial. Un compilado, un todo, que dudo que pueda ser interpretado tan holísiticamente. Allí cojea.

    ¿Hay alguien que pueda haber concluído, cual si fue construído con un metalenguaje, que "Titanic" no habla de una historia de amor entre rico y pobre (singularmente hablando), sino que habla de la soberbia del mercantilismo-capitalismo (el armatoste egoísta que se termina hundiendo) ante un grupo (posiblemente mayoría) de pobres y polizones?. Creo que la gente no lo ve así, ve la historia fácil, la shakesperiana; peeeero, sensorialmente, evocarán la idea de lo semás. Como si se tratara de una especie de inconsciente colectivo aplicado en masa y que hace click al ver la peli con estos símbolos que no todo el mundo discernirá en una primera impresión. Así lo creo. Así suele ser el cine.

    Puedo sacar rápidamente metáforas de "The Smurfs" (recuerdan?). Que estaban comprometidos con el bosque, habitaban en hongos y vivían de la naturaleza. Casualmente son azules. Miles de interpretaciones hay sobre eso. ¿El autor hizo todo a drede?. ¿O está en nuestra imaginación, según nuestros referenciales?.

    Especular sobre todo lo demás me haría caer en la parajoda del mentiroso. ¿O la de Epiménides?

    ¿Es positiva toda esta conversación y entrelazados de puntos de vista?. Pues, de bolas que sí! (B. T. Juan, 2010).

    Mañana la nominan al Oscar.

    Por cierto Nicanor, ya le he recomendado a Fedora la película "The Age of Stupid". La vieron?. Digo, es sobre temas afines (calentamiento global). Un docu-ficción.

    Por cierto, nadie ha comentado sobre la referencia que directamente se hace a Venezuela en "Avatar", tildándola de "peligrosa". ¿Alguien recuerda como es esa línea de diálogo exactamente?

    Saludos! :D

    ResponderEliminar
  20. "Venezuela,that was dangerous" - "Venezuela, eso fué peligroso".
    Esa fué la frase con la que el "malo de la película" califica la estadía del soldado en nuestras tierras.
    Me sentí fuera de mí cuando escuché la frase en el cine por varias razones: primero,era primera vez que escuchaba el nombre del país donde nací, ligado a algo negativo a vox populi mundial, sentí, verguenza, como cuando alguien dice algo feo de tu familia. Lo segundo que sentí fué rabia y ganas de defenderla. Lo tercero fué la sensación de que Hollywood había conseguido sustituir su estereotipo negativo latinoaméricano, que había sido por años Colombia. Ahora Colombia ha cambiado,CNN pasa comerciales diciendo que: "el riesgo de ir a Colombia, es que te quieras quedar" lo que me maravilló y alegró supremamente, ya era hora de que el mundo supiera la maravilla que es Colombia. Pero ese cambio de apariencia les ha tomado décadas, sudor y sangre.
    Volviendo a Avatar, ¿qué hacía un soldado norte americano en mi país?!! ninguna respuesta me gusta.
    ¿Será que por tener las mayores y mejores reservas naturales de casi todo, en tiempos de escases, consiguieron alguna excusa para invadirnos y controlarlas?
    Ese comentario venenoso, en Avatar es otra perla, que me dice que el Camerón, no está jugando muñecas.

    ResponderEliminar
  21. Me voy a dar aquí un permiso que la academia (no del Oscar precisamente), no me da. Voy a intentar describir cosas complejas con enunciados simples.
    Juan:
    1. Utopía: se dice del lugar que no es, que no existe. Nicanor (por cierto, señor, un gusto conocerlo) habló de formas de comunidad CONOCIDAS, según entiendo incluso estudiadas por él ¿Dónde está la “U” antes del topos si esas formas de comunidad efectivamente EXISTEN, son EXPERIMENTABLES? Sólo haber internalizado al extremo un sistema (éste, digo) permite que se crea que no hay otra vida posible. Los que estamos en “esto” (llámalo arte, si quieres) estamos en la búsqueda de deshacer ese prejuicio, el más grande, perverso y peligroso de todos. Cameron –Hollywood-, por cierto, no se sale de él, y quizás no ha sido capaz de pensar cómo algunas lecturas tangenciales de su producción están favoreciendo de cierta manera un juego distinto.
    2. Cito: “Con quienes nos debemos sentir identificados es con los soldaditos destructores. Esos somos nosotros”. NO, Juan. Tú y yo no somos responsables de la tala indiscriminada, de la explotación infantil, de las carnicerías marciales, religiosas o políticas… Tú y yo somos seres humanos, pero ser seres humanos no nos convierte en criminales porque otros seres humanos lo sean (muy bien comentó Nicanor que esa culpa originaria es una herencia judeo-cristiana, y ya se van viendo los convenientes “frutos” de semejante invención). Antes comenté que una de las cosas que me molestó más profundamente de la película es precisamente su moraleja universalizante, que postula una condición “esencialmente” violenta del “hombre”, que termina por eximir a quienes sí emplean la violencia como instrumento de dominio. El hecho de que yo ahora escriba y pueda comunicarme a través de una computadora, escriba con un lápiz de madera o tome fotos con una Canon, no me hace cómplice: nací en una sociedad que se encarga de apropiarse y absorber todo lo que toca, soy una víctima ¿O es que hay alguna otra alternativa, como no sea aislarse por completo? Y si, desde esa línea, tomara la decisión de “contribuir con el mundo” convirtiéndome en una ermitaña, tendría que sustraerme a las ventajas comunicacionales que ahora tengo, y por eso mismo a toda posibilidad de generar algún tipo de crítica conducente al cambio social, lo que sí terminaría por hacerme cómplice de la perversidad imperante.
    ¿Ves lo eficiente que ha sido el sistema en hacernos culpables a todos?

    PD. Fedora: coincido contigo. A mi tampoco me gusta ninguna respuesta, y estoy segura que esa alusión a Venezuela no es inocente.

    ResponderEliminar
  22. Ya te contesto Fanny! :D Tengo un problema técnico!

    ResponderEliminar
  23. Fanny!!!!

    Mira, entiendo tu punto... como todos los demás.

    Creo que la violencia es algo irremediable en el ser humano. Se pudiera controlar, más no erradicar. Lo mejor es canalizarla. ¿Borrarla? jamás se logrará.


    Por eso digo (e insisto, al menos como yo lo veo) los personajes azules (que no son del todo humanos por cierto, con normas corporales y códigos que no conocemos, todo funciona muy "endiosadamente") son la utopía, lo ideal.

    Los otros son los atacantes (que si son seres humanos fácilmente identificables).

    Tan planas son las posturas que presenta Cameron que eso es lo que me irrita. Termina siendo una posición maniquea, hasta caprichosa. Mi percepción ha sido de verla la peli de forma que sienta que no llegaremos nunca a ser los virginales aborígenes, más si podríamos frenar un poco esta sed, netamente humana, de codicia, ambiciones, poder, etc. No es que me sienta identificado con uno o con otro, pero veo excesivamente fantasiosa esa organicidad-orgásmica-inalienable y a su vez tan altruista (en la que nada funciona con cables ni bajo ninguna tecnología más allá de la primitiva) como la que me pintan a "los buenos".

    Yo comparto un punto intermedio en todo caso.

    A todas estas, todo el mundo es violento, si o si, como es el caso de estos aborígenes intentando -legítimamente- defenderse. Terminan yéndose a los puños (o a las armas). De hecho, ganan... a carajazos, pero ganan. Terminan dominando a la bestia, con tecnología hecha por ellos mismos (la AVATAR Machine) + piedras, ramas, animales, arcos, flechas (tecnologías primitivas, pero tecnologías al fin y al cabo).

    --->

    ResponderEliminar
  24. Acerca de película con sociedades utópicas, recuerdo el caso de "The Beach", donde una especie de élite desea vivir de la naturaleza y "alejada" del consumismo, en un lugar tan paradisíaco como virgen, e incluso (lógicamente), clandestino. Cuando este lugar deja de ser tan "secreto" y es "descubierto" por una masa de gente, comienza el germen que contamina y autodestruye la paz del lugar. ¿Quién es el germen?. Pues, el propio ser humano. La utopía es ilusoria.

    Igual sucede en una peli ochentosa llamada "The Mosquito Coast" (con Harrison Ford) donde un hombre decide llevarse a toda su familia a una isla para vivir de lo natural, crear todo cual naufrago, todo tipo de herramientas, y de alguna forma retar al establishment. Se convierte en un ermitaño, loco, pero logra demostrar -hasta cierto punto- que si te lo propones hay suficiente geografía para "vengarte" de la sociedad y vivir lejos de ella sin otra cosa más que la naturaleza, quien te ofrece todo (Incluso no hay tecnología actual que usemos que no venga de lo natural. Todo viene de ahí. Hasta la ropa!). Finalmente, determinados acontecimientos hacen que al protagonista se le escapen las cosas de las manos. Termina siendo ilusorio su plan.

    Finalmente está el caso (basado en hechos reales, de inicio de los 90s) representado en "Into the Wild" (dirigida por Sean Penn) que no solo me parece una obra maestra sino que trata el mismo tema. Un hombre decide regalar TODO su dinero y olvidarse de que pertenece a una familia rica. Decide entonces irse "a dedo" hasta Alaska para vivir de la naturaleza, solitario, convencido no solo de que lo puede lograr sino de que a su vez va a ser feliz, que vivirá en paz, como una especie de resistencia de brazos cruzados antes la era consumista, de status, de felicidad articial, de apariencias, que ya ha descubierto que le asquea. De esta forma reta a su núcleo familiar, la sociedad y todo lo establecido. Con mucha firmeza emprende el camino viviendo de frutas, bosques, animales, plantas, etc. El desenlace es demoledor. Quizás lo mejor haya sido planear algo intermedio.

    Estas 3 películas (supongo que habrá más) me parecen una postura realmente fuera de la fantasía sobre esto de las utopías, la alienación o explotación de la naturaleza, y contienen zonas realmente grises acerca de esta cualidad dual de todo ser humano. Por lo tanto, lo que hizo Cameron me parece excelente como épica, pero con un alto grado de demagogia en la que, yo al menos, no me como el anzuelo. Más no por eso no deja de ser plausible la alusión que Cameron hace hacia la lucha de estas "supremacias" , sobre todo si estas son tan epopéyicas y reiteradas. Ese es realmente el problema, porque lo demás es naturalmente humano para mi.

    --->

    ResponderEliminar
  25. Lo otro es que hay una repetición en culpar en que toda supremacía es tal por ser armada, y esto no precisamente es así. Y aún siéndolo, es "derrotable".

    No solo hay bueno y malos, hay un sinfín de factores que hacen que seamos de distintas formas a lo largo de toda una vida.

    Usar las herramientas (medios, arte, tecnología, etc.) para luchar en contra del monstruo está bien. Pero si se quiere una solución radical quizás haya que hacer como los personajes de estas películas (cuyo final, y me disculpan el spoiler, no es muy grato). Al menos lo intentaron. Se puede intentar, a eso me refiero.

    Interesante sería que en una secuela de "AVATAR" los mismos aborígenes iniciaran un conflicto entre ellos por motivos como, por ejemplo, que un cambio de clima justifique una competencia de vida o muerte para ver quien logra matar más animalitos para poder protegerse del frío. O de la sobrevivencia de la tribu para alimentarse. Así es la naturaleza. Con el pasar de los años, inventarán la rueda, las armas, las ropas y finalmente las computadoras y pare usted de contar. En 2mil años más saldrá un bichito azul de apellido Cameron haciendo una película en algo llamado "séptmo arte" tratando el mismo tema. Es cíclico. Igual que conversar en este post. Es muy "mafaldista" o "quinista".

    Lo importante, pienso, es la postura pacífista posterior a la batalla de estos personajes azulados. No hay un "ojo por ojo, diente por diente", sino una obsesión por seguir en "paz". Eso está bien. Está bien porque lograron vencer, sino seguirían en pie de lucha.

    Al final del día es una historia, como todas, de emancipación. Debemos ser el "ser humano" que se contagia de estas bondades de la naturaleza, que se desprende un poco. Es una acto de reconciliación.

    ResponderEliminar
  26. Juaaaaaan ¿Cómo hago para no contestarte?
    ¿Qué es lo que es cíclico? ¿La historia? ¿o la noción que tenemos de ella y/o cómo nos la han contado?
    Por hablar sólo de los primeros que se vienen a mi mente, ya que mencionaste en algún momento Danza con Lobos, pregúntale a los Sioux, o a los yanomamis, o a miles de otras formas de comunidad que –repito- EXISTEN o han existido, cómo ha sido la suya.
    Tengo que ver “The mosquito coast” e “Into the Wild”. “The Beach” ya la vi y me encantó, sobre todo por lo que postula: a donde vayas te llevas la sociedad (que internalizaste, no otra) a cuestas. ¿Si has sido criado en un mundo darwiniano, cómo puedes generar algo distinto, en un par de meses?
    Tú crees (como seguramente también cree Cameron, aunque no quiera) que la única razón por la que los azules viven en armonía es porque no ha llegado a ellos el “progreso”, porque su sociedad no se ha tecnificado “lo suficiente” como para que haya competencia por los recursos. Lo que traté de decirte antes, lo que ahora te repito, es que eso lo crees (todos) porque nacemos dentro de un sistema –desgraciadamente, eficientísimo- autoregulable, autoexpansible y autoexplicable, que además opera como una maquinaria ideológica para convencernos de que existe algo como el mentado progreso -“y sí, si ahí está la evidencia, mira la Historia”. Qué lindo, pero no: la Historia no es “histórica”! Está escrita por… ¿adivina? “elementos” del mismo sistema (gente, inocente ella y todo), que relatan de cierta -aprendida- manera y con cierta –aprendida- intención. (Por cierto, ¿viste Matrix?)
    La buena noticia es que se ha volcado contra sí misma y hace aguas. Se contradice, y gracias a eso, y a que los que han tomado la pastilla roja (desde Nietzsche hasta Matt Groening, la lista es larga) han dejado testimonio de su experiencia, en el Siglo XXI estamos teniendo esta discusión.
    Y ya que hablaste de reconciliación (palabra maravillosa), aquí va una cita de mi santo favorito: San Heriberto (Marcuse):
    “Como un proceso mental independiente, fundamental, la fantasía tiene un auténtico valor propio, que corresponde a una experiencia propia —la superación de una realidad humana antagónica—. La imaginación visualiza la reconciliación del individuo con la totalidad, del deseo con la realización, de la felicidad con la razón. Aunque esta armonía haya sido convertida en una utopía POR EL PRINCIPIO DE LA REALIDAD ESTABLECIDO, la fantasía insiste en que puede y debe llegar a ser real, en que detrás de la ilusión está el conocimiento. Nos percatamos por primera vez de las verdades de la imaginación cuando la fantasía en sí misma toma forma, cuando crea un universo de percepción y comprensión—un universo subjetivo y al mismo tiempo objetivo—. Esto sucede en el arte”.
    Así de sencillo: si hemos sido capaces de imaginarlo, es porque somos capaces de experimentarlo.
    Si no, por qué vamos al cine, por qué insistimos en las canciones, por qué escribir y pintar…
    Si no, Juan de mi alma, para qué vivir.

    ResponderEliminar
  27. Faaaannnnyyyyyyyyyy!

    Bueno, para resumir, "AVATAR" me gustó a medias. Pero ya me tocará verla de vuelta. Ok, prometido. Pues sigo sin ver sino lo que ya vi.

    Me parece el peor guión escrito por Cameron en toda su carrera. Creo que esto se corrobora viendo que la peli no ha hecho mucha más bulla por su historia que por sus tecnicismos y la complejidad de la puesta en escena (magistral). Por eso es que el guión es tan obviado en las recientes premiaciones, desde que "AVATAR" sale a la luz pública en el diciembre pasado.

    Solo digo que, a ver... Cameron pudo hacer más maleable la formulita de 3 actos, malos y buenos, y subtramas; y no lo hizo (y no lo hizo por taquilla.. y le funcionó). Y el mundo es más complejo que esta parábola de Pandora. Es simplista como me lo presentan.

    Me parece que es excesiva la fábula, y que hay mucha fantasía temática que, si bien toca nervios que podemos fácilmente asociar al mundo actual (más por sugestión que por otro nodo); me parece tan maniquea la posición de la obra que me evoca la idea de una película de antaño de Wal Disney pero mucho más sistémica. La magnanimidad de los "buenos" es muy exagerada. Cameron no dió ningún tipo de espacio para averiguar sobre alguna clase de origen, causal o patología del mal en estos "seres humanos" que promueven la tala indiscriminada. Eso me hubiese gustado verlo. Es muy comoquita todo. Se ha visto mil veces. Es la semilla del bien vs. la semilla del mal.

    Por lo demás, pues creo que mis otros comentarios ya resumen. La veré de vuelta,pero en video para ABARATAR costos... jajaja

    Para finalizar, y seguir hablando de ecología y cine, les dejo que busquen un anuncio de TV que realizaron los hermanos Cohen (genios!) para la organización "ThisisReality.org", que consiste en ser un spot de contraprapaganda para contrarrestar, como protesta, el intento que tuvo la industria energética estadounidense para vender el carbón como fuente de energía limpia. Organzaciones pro-ambiente (como la de Al Gore) se pusieron en contra.

    Ubiquen el video oen YouTube.com como
    "Get Clean coal clean! (NEW Air Freshener)"

    ¿Y si los Cohen hubiesen escrito "AVATAR"?

    :D

    Chau!

    ResponderEliminar
  28. Si los Cohen hubiesen escrito Avatar estaríamos todos tan felices con la película que esta discusión no habría tenido lugar, así que tenemos mucho que agradecerle a Cameron y su fecunda idiotez.
    ;)

    ResponderEliminar
  29. TERMINEMOS CON ESTO... LEAN LO QUE ESCRIBIÓ DANIEL LEIRA EN LA REVISTA RAZORMONKEY... NO HAY MÁS NADA QUE DECIR!

    Avatar narra las aventuras de unos militares confundidos que llegaron al estado Amazonas y juran que están en otro planeta. Este lugar está habitado por cualquier cantidad de monstruos desempleados que ya han tenidos sus cinco minutos de fama en otras películas(Hellboy, Jurassic Park, Alien vs Depredador, etc)y de
    una tribu llamada los NA VI quienes al parecer formaron un típico club de casa del árbol.

    Estos seres son toda una sociedad enferma gravemente de lo que creo es hemofilia lo cual les ocasiona ese tono azul en su piel, pero a mi parecer son sumamente evolucionados, y es que no necesitan ipods ni computadoras (los envidio por el sólo hecho de no tener que comprar audífonos todo el tiempo). Tienen en la cabeza un puerto USB brutal con el que se conectan fácilmente a
    Itunes y se enchufan en cualquier cosa que se mueva. En algún momento de la película infieres que podría ser también un órgano sexual. Entonces comprendes que el éxito de esta civilización radica en que todo lo resuelven con sexo.
    Otro dato curioso es que no hay personas azules gordas. La verdad en ningún momento se le ve a la tribu comiendo tampoco. Esto refleja obviamente que son una sociedad anoréxica donde el ser rellenito está prohibido. Con esto me supongo Hollywood busca reflejar su constante
    repudio por los gorditos.

    La historia parece también mostrar de manera tácita una pelea entre los humanos militares del Opus Dei quienes no toleran las prácticas de la brujería por parte de esta tribu de gente negra, digo azul. Pero lo mas importante es que gracias a Avatar entiendes de quien es realmente la culpa del calentamiento global y la crisis energética en Venezuela y es que a nuestras espaldas los animales y los árboles usan mas energía que todo New York. Motivo suficiente por el que invito a todos a que deforestemos lo poco del Amazonas que queda.

    La película es interesante y aunque nadie en el cine aceptó mis conclusiones, sólo les pude decir que: “el hecho de que veamos la misma película, no significa que entienda lo mismo que tú”.

    ResponderEliminar
  30. Bueno lo unico que puedo comentar luego de ver la pelicula es que me identifique mucho, ya que aqui enel zulia esta el problema de la movilizacion de los indigenas de sus tierras por la explotacion del carbon y la destruccion de su fauna por sus maquinas, donde encarcelaron a su lider Sabino por las protestas y el pueblo indigena resiste y resistira LIBERTAD PARA SABINO YA!

    ResponderEliminar
  31. El caso de Avatar y la línea en donde nombran a Venezuela: http://tinyurl.com/ycks9fx

    No se que se vió en Venezuela, pero yo, aquí en Argentina leí en los subtítulos "Venezuela", pero lógicamente, con todo ese despliegue visual que me tenía drogado, no recuerdo si en el audio decían también: "Venezuela".

    La frase es: "Venezuela, that was some mean bush". Habría que googlear para saber más.

    El caso es que en esa escena todos nos miramos las caras (muy cómico porque teníamos los lentes 3D y estábamos todos muy serios).

    ResponderEliminar