martes, enero 12

Los sonidos de Coixet

Ayer tuve un buen comienzo de semana. Varias situaciones al final de la tarde lograron rejuvenecerme (rejuvenecer, aquí, vale como sinónimo de: felicidad, frescura, anhelo, confianza…)

Hoy, una película que también logra rejuvenecerme es Map of the sounds of Tokyo. ¿Cómo una película tan triste logra rejuvenecerme? No se, debe ser porque cualquier cosa que he visto de Isabel Coixet, hasta ahora, me parece una obra de arte.

Map of the sounds of Tokyo (2009) es una de esas películas que pueden pasar desapercibidas, bien porque gira en círculos constantemente y no hay salida absoluta a la trama, bien porque los personajes son flojos o porque las situaciones son vanas y predecibles… pero también es una película que puede alcanzar niveles altos de belleza, de poesía, de tranquilidad visual (si existe el término)

Debo aclarar que esto no es una crítica complaciente, primero porque lo menos que hay en este blog es crítica, y segundo porque no tengo a nadie a quien complacer. Pero lo cierto es que esta última producción de la directora española me reconcilia con el cine, desde lo estéticamente posible.

La historia va más o menos así: Ryu (la premiada Rindo Kikuchi de Babel) es una asesina que se enamora de su próxima víctima David (el feo pero sexy español Sergi López). En una relación macabra se despertarán las pasiones más bajas de ambos personajes, lo que llevará a Ryu a un destino fatal seguro. Además, un tercer personaje que capta los sonidos de la ciudad, es testigo mudo de esta historia.

Otros personajes de Coixet me han gustado: el esposo arrepentido y enamorado de “Bastille” uno de los micros de Paris, je t`aime (2006); el misterioso y tierno amante de la madre moribunda de Mi vida sin mi (2003), interpretado por Mark Ruffalo; y este personaje de Ryu, entregada a la sinrazón a cambio de sentirse amada.

Quizás por eso me guste tanto esta película, de la que abundan malas críticas en internet. Quizás me recuerde un poco a algunas relaciones vividas, seguramente también merecidas de malas críticas…

Hoy, un poco intensa.

3 comentarios:

  1. Hay días en que se ama la vida, y es imposible ocultarlo... ;)

    ResponderEliminar
  2. Hola Adriana.
    Buen escrito. La crítica no es el ojo del universo de cada humano.
    Un abrazo

    ResponderEliminar