domingo, enero 31

Polanski en cortos

Para escribir este post tuve que hacer una pequeña investigación dominguera, porque siempre los comienzos de los directores, aunque sean nuestros preferidos (que no es este el caso) suelen ser entreverados y, muchas veces, inflados por los comentarios de los fanáticos.

Lo cierto es que, domingo lluvioso y sándwich de queso y hongos en la mano, descubrí los inicios cinematográficos de Roman Polanski. La carátula de Cortometrajes de Roman Polanski (1957-1962) me llamó la atención en el videoclub y me arriesgué, con buenos resultados.

El video contiene siete cortos realizados por el director francés-polaco en un periodo de experimentación en sus años de estudiante en la Escuela Estatal de Cine de Lodz, en Polonia. Ya por esa época, se nota su inclinación por los temas que más tarde los harían famoso en Hollywood: la violencia, el humor negro y el sexo.

Hago una brevísima descripción de los cortos, según el orden de aparición en el video:

- Una sonrisa (Usmiech zebiczny, 1957) El humor ácido es el protagonista.

- Interrumpiendo la fiesta (Rozbijemy zabawe, 1957) En siete minutos aparecen unos cuantos Jamen Dean para acabar con un baile al que no han sido invitados. Parece un ensayo de una obra de teatro. Con este corto Polanski ingresa al cine sonoro y el montaje narrativo.

- Asesinato (Morderstwo, 1957) Es el primer corto que Polanski realiza a los 24 años en la Escuela Cine de Lodz. Es un simple ejercicio de escena única. Nunca supe que pasó.

- Dos hombres y un armario (Dwaj ludzie z szafa, 1958) Dicen que es el más conocido de los cortos del director. Obtuvo cinco premios internacionales y es que es genial, de un humor negrísimo (a Juan le encantaría) la inocencia de los personajes que vienen del mar cargando con un armario, no cabe en un mundo lleno de violencia y apatía.

- La lámpara (Lampa, 1959) Es inquietante. Genera mucha tensión producto de la música y por el no saber qué va a pasar. Leí en internet: “Una verdadera joyita experimental contada con mínimos recursos”.

- Ángeles caídos (Gdy spadaja anioly, 1959) Sublime, hermoso. Polanski lo dirigió después de haber leído un artículo periodístico sobre una anciana encargada de un aseo público que dice haber tenido una experiencia mística. Con más recursos técnicos y el flashback nos introduce en una historia maravillosa. Es el primero donde aparece el color.

- Mamíferos (Szaki, 1962) finalmente vuelve el humor negro, al mejor estilo de los 60. Personajes mudos y graciosos que viven en lo absurdo. La música de Krzysztof Komeda, quien compuso para todos los cortos, es magistral. La fotografía resalta. Me recordó aquella caricatura de Otrova Gomás: un lienzo en blanco y el letrero que dice: “Vaca blanca tomando leche en la nieve” (¡!)

Esto no es Chinatown o El Pianista, esto es Polanski puro. El mismo Polanski que cumple arresto domiciliario mientras espera una extradición a Estados Unidos para ser juzgado por un delito de violación.

¡Koniec!

pd. Todos los cortos están en internet. Ahórrense el alquiler.

4 comentarios:

  1. Pues te envidio si viste eso. ¿Has visto "Repulsion" o "Rosemary`s Baby?. Yo ceo que es lo mejor de él.

    Hibridando este post con anécdota, pudiera contarte que la semana pasada fui a caminar y a tomar sol. Tenía mis audífonos puestos con temas viejos de Gun N` Roses. De repente comenzó a sonar un tema que a Polanski no le debe hacer mucha gracia.

    El tema en cuestión se llama "Look at your game, girl". Este es un track oculto (el último) en el CD de covers de los Guns: "The Spaghetti Incident?". Creo que la disquera prohibió que saliera el tema anunciado como track, y el nombre del autor real de la canción: Charles Manson.

    Supongo que ya saben porque a Polanski no le hace gracia.

    Por cierto, la canción no es mala. El malo es el compositor.

    Adriana, mi felicitación por pasar el primer mes del reto!

    :D

    ResponderEliminar
  2. “The Boat that Rocked” (de Richard Curtis, 2009). Inteligente comedia de apariencia caricaturesca, algo de clima teatral y en tres simples actos.

    Curtis no solo escribe sino dirige la historia cuyo set es en los 60s, y que describe las peripecias de varios “piratas” que, sobre un barco-emisora, se tornan carismáticos locutores a la vez de subversivos pro-rockers …y con mucha fanaticada oyente!.

    Por supuesto, un antagonista claramente delineado quiere acabar con ellos.

    No si sea el mejor guión de Curtis (probablemente no). Si bien es predecible, entretiene y es creativo en cuotas respetables. Muy posiblemente una de las mejores comedias que haya visto en unos cuantos meses. Seguramente, además, la película de Richard Curtis con mayor presupuesto. Quizás la más extravagante, pero que a la vez mantiene esa agudeza que zigzaguea entre lo cursi y la ingeniosidad.

    La historia no está basada en hechos reales, pero si expone el tema de las radios piratas que nacieron en la década de los sesenta para contrarrestar el control que los gobernantes ejercían sobre la creciente popularidad del género “rock”, y por consecuencia, del “espíritu de libertad” que este generaba en sus oyentes: juventud, en su mayoría.

    Con personajes pintorescos, casi como sacados de un comic, y un villano muy plano –que, creativamente, es aceptable-, e interpretado por Kenneth Branagh, quien alude quizás, a una conducta despótica con un bigote de decorado que evoca a Hitler; probablemente este sea un filme que recuerde un poco aquella situación de rehenes de “Airheads” (una de las primeras películas de Adam Sandler).O la rebeldía de “Howard Stern's Private Parts”, pero esta vez no tan incendiaria. A otros quizás les traiga a la memoria la genial y fraternal “Almost Famous”. En fin.

    Excelente soundtrack… y fabulosísima secuencia de créditos finales. Creo que nunca había visto algo así.

    Una oda al rock. Recomendable… para melómanos y guionistas de comedia.

    Con esto –casi- termino enero (además de otra peli que ya comento).

    ResponderEliminar
  3. Cierro enero con “Invictus”.

    Hay películas donde me provoca “wikipediar” después de verlas. Esta no fue el caso. Aún mejor, “wikipedié” antes, y me enteré de las complejísima historia política de Sudáfrica y del particular caso de Nelson Mandela.

    Luego de refrescarme la memoria oprimí “PLAY”.

    A pesar de apenas llegar a febrero me parece que esta es una de las mejores películas del año. Clásica, plausible y conservadora. Eastwood quizás sea uno de los mejores directores equilibristas entre solemnidad y rudeza.

    Sin embargo, me quedan algunas dudas:

    1)¿Cuá será ahora la posición de Spike Lee antes Clint Eastwood?. Hace tiempo atrás Lee lo acusó de racista (esto, por no usar solados “negros” en la dupla bélica que lanzó hace ya varios años). Eastwood respondió con solemnidad y rudeza: “Fuck You!”. El tema dio mucho de que hablar, recomiendo leer al respecto. El año pasado Eastwood sacó “Gran Torino” que también tiene un escenario sobre enemistades entre razas.

    2)¿Está Mandela sobrevalorado o idealizado en la película? Me parce que hay escenas retratadas con diálogos de excesivo desprendimiento y magnanimidad.

    Quizás “Invictus” no sea una película ejemplar, pero la historia es tan relevante (sobre todo en los tiempos actuales) que yo más bien la percibo como una actitud ejemplar que debemos considerar. Es una de las más placenteras inyecciones de sobre-tolerancia que me han podido filtrar, con alta dosis se sugestión. Una porción curativa de “mandelaína” se podría llamar.

    Buenas actuaciones y la típica cámara lenta para exponer dramatismo al desenlace deportivo. La metáfora del deporte vuelve a repetirse, pero es comprensible en este caso. Muy buen soundtrack además, minimalista como todo lo de Eastwood.

    Quizás “Invictus” debió aguardar a estrenarse en vísperas del mundial Sudafricano. Pero hay una tendencia que las obras con “oportunidad de Oscar” se lancen en las vacaciones de diciembre.

    Por cierto, Mandela ya había sido representado por otro actor famoso: Danny Glover (en 1987), pero para una película de TV, y aún cuando este seguía preso (Mandela digo,... no Glover!).

    Todo venezolano que vea “Invictus”, estoy seguro, hará asociaciones temibles.

    Morgan Free-MAN-DELA!

    :D

    ResponderEliminar
  4. Juan desde hace días que quiero ver “The Boat that Rocked”, pero siempre en el videoclub, escojo otra...
    me encanta Richard Curtis, y más me gustan Philip Seymour Hoffman y Bill Nighy. La alquilaré este fin de semana.

    Gracias por la recomendación!

    Invictus la dejaré para mejores días. No me llama la atención aún.

    Por cierto, no llegué al primer mes... llegamos ;)

    ResponderEliminar