sábado, febrero 6

Los monstruos no son para niños

Hace meses que el poster de Where the wild things are se exhibe en las salas cinematográficas, mientras el estreno se sigue posponiendo. Quizás sea porque la temporada pre-Oscar no da espacio a otras películas que no sean “las nominadas”, o porque no es tiempo todavía de lidiar con los monstruos de Spike Jonze.

No se si es una película para niños o adultos. Es tierna pero asusta, es divertida y triste. Una introducción sin muchas explicaciones, una resolución sin muchas palabras. Nunca sabemos con exactitud lo que pasó, al menos que leamos el libro antes. Sin embargo, a pesar de las contradicciones, Where the wild things are (Donde viven los monstruos, 2008) es uno de los estrenos más esperados por los seguidores del director de Adaptation.

La historia está basada en un libro muy reconocido de la literatura infantil norteamericana, escrito e ilustrado por Maurice Sendak en 1963. La película anda en rodajes desde el 2005 pero “desacuerdos” entre el director y Warner Bros, que incluyen niños asustados, un nuevo rodaje y millones de dólares en inversión, han pospuesto el ansiado estreno. Sin embargo, después de este lío, la lúgubre historia infantil ya anda por internet y en algunas tiendas de video ganando cada vez más adeptos.

Al mejor estilo de La historia sin fin, Max es un niño curioso y soñador que, luego de ser reprendido por su madre, se interna en un mundo maravilloso donde una comunidad de monstruos lo elige su rey. Max intentará hacer felices a todos (algo nada fácil pues los monstruicos tienen unos inexplicables traumas humanos que no terminamos de entender) A medida que estas criaturas mágicas descubren las simplezas de su rey, Max deseará volver a casa con su familia.

El personaje de Max, me recordó a El principito de Saint-Exupèry, un niño jugando a ser grande sin temor a nada. Los sustos, se los dejó Spike Jonze al espectador.

En resumen: la fotografía es hermosa, la música de Karen O and the Kids es acertada, música y guión son literalmente complementarios. Aplaudo siempre la actuación de Catherine Keener y Mark Ruffalo por muy efímera que sea. Mientras que la actuación de Max Records, como Max, es sorprendente.

Durante las primeras pruebas del rodaje, los niños salieron llorando de la sala por miedo a los monstruos. Por mi parte, admiro la valentía de Spike Jonze de querer hacer estos monstruos feos, grandes y peludos sin muchos efectos visuales de los que estamos acostumbrados hoy en día, pero, quizás... me cueste dormir esta noche.

5 comentarios:

  1. Los monstruitos están hechos con un híbrido entre Godzilla y Benjamin Button. Eso fue lo que me encantó! Es el gran regalo de la película!

    Me explico:

    De "Godzilla" (o este estilo patentado por los asiáticos) tomaron el suite-mation, que no es más que el disfraz con, posiblemente, momentos, o partes articuladas por varias personas. Muy ochentoso estilo "The Neverending Story" o "Labyrinth".

    El suit-actor debe meterse en el traje de monstruo y hacer todo lo que le diga el director. Yo supongo que la voz la montan luego, en post.

    Esto no es para nada una marioneta. Lo que sucede (y aquí entra "Benjamin Button") es que las expresiones del rostro en el suit no existen, y es por eso que mediante CGI las montan encima (como la cabeza de Brad Pitt en todos los cuerpos). Y eso hace que llores viéndolos porque las expresiones son perfectas.

    Lo novedoso que hizo Jonze fue mezclar una técnica moderna con una vieja ya casi extinta. Yo asumo que lo hizo para darle ese espíritu vintage al film, de muñecos de baúl viejo, de décadas pasadas, algo de nonstalgia "muppet", y así tener cierto efecto psicológico en la gente (como yo) que pertenecimos a esa época de fantasía de los ochenta donde casi todo era sutmation (hasta el enanito disfrazado de E.T.!).

    De la misma forma, cualquier gringo que haya visto la película (porque la verdad es que el libro de Sendak es HIPERFAOSO pero allá) debe, si o si, haber conocido ese libro que es prácticamente lectura obligada en todos los kinder. Con más razón aplica esta mixtura en esta época de tanta exageración digital (shhh... alguien dijo AVATAR?).

    El libro se consigue fácilmente en internet y pueden leerlo en 10 minutos ya que es muy corto. Es para niños, con más imagen que texto. De hecho, hay un video de Obama leyendo el libro completo en una escuela... Ya se los paso!

    ResponderEliminar
  2. Obama reads "Where the Wild things are":
    http://www.youtube.com/watch?v=5kP6cDoIHRw

    Adrianaaaaa!!!! no he terminado mi película!!!

    Más tarde comento de "Mary and Max" (que es mi título de ayer) y de que vea hoy!...

    ResponderEliminar
  3. Yo también vi monstruos. Pero marcianos!!!!

    ResponderEliminar
  4. :D 6 de febrero: "District 9".

    Por diversas ocupaciones casi no lo logro, pero la vi!

    Al ver “District 9” caí en cuenta de lo justificada que está su escogencia en las nominaciones al Oscar de este año. Incluyendo la de “Film del año”.

    Esta es una película que NUNCA llamó mi atención cuando llegó a cartelera. Con todo y a pesar del estilo “viral” de promoción que se le hizo, y que tanto me gusta. Hoy, al verla, siento envidia por quienes hayan logrado apreciarla en sala de cine, en pantalla grande. Es un espectáculo de cine y magia, como pocos.

    Esta es una de las películas de ciencia-ficción/acción más impresionantes que haya visto en muchos años. Al menos de las vinculadas a alienígenas.

    El guión es adaptado, y algo me dice que es en un comic (o similar). ¿Alguien sabe?. En todo caso es de los mejores del año. Mucha creatividad.

    La película sufre de una doble metamorfosis. Si bien comienza con un intento de mockumentary muy al estilo “Cloverfield”, y con el uso de multicámaras, como se hiciera “estilo reality” en la “Redacted” de Brian De Palma (impresionante película, por cierto), poco a poco se va convirtiendo en una película de ciencia-ficción neta, dejando este estilo de falsa-tv a un lado, y casi por completo. Como si se incitara a una, justificadísima, mezcla de sub-géneros, muy actuales por cierto.

    De igual forma vemos una conversión muy “cronenbergiana” en el protagonista, que a más de uno le recordará “The Fly”. Sobre todo si tomamos en cuenta la apariencia de estos aliens que intentan ser desalojados del gueto a donde fueron llevados (el Distrito 9). Más o menos aquí comienza todo, pero a la dinámica se le suman sub-tramas interesantísimas.

    A su vez, el coctel es más poderoso, con la suma de efectos visuales, sencillamente, impresionantes!, y la edición más vertiginosa que haya visto en mucho tiempo. Si no fuese por “AVATAR” creo que este film pudiera fácilmente llevarse la estatuilla en este renglón. Habrá que esperar a la ceremonia.

    La película, embadurnada de laboriosidad semi-digital, posee pinceladas gore que salpican muchas de las escenas de acción, y que me hicieron recordar a los sanguinolentos juegos de computadora al estilo del archifamoso “DOOM”. Creo que en instantes así es que comic-adictos, geeks y fans del video-juego pudieran salir realmente conformes de la experiencia alucinante que representa “District 9”.

    Muy buen pasatiempo. Una de las mejores distracciones efectista del año. Es realmente grato ver algo así.

    :D chau!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Ey Adri, por cierto... Spike Jonze tiene un nuevo trabajo, un corto de media hora llamado "IM HERE", una historia de amor entre robots.

    Vamos a ver cuando lo liberan en la red. De momentos solo puede verse el trailer.

    Dale un vistazo, está muy bueno...

    La web: http://www.imheremovie.com/

    ResponderEliminar