jueves, febrero 18

Pensar en el camino

The road (La carretera, 2009) me recordó dos películas: El imperio del sol, de Steven Spielberg, por eso de la catástrofe hermosa donde el protagonista es un niño, y a los últimos minutos de Ceguera, de Fernando Meirelles, por los grises perfectos de las escenas post apocalípticas.

La única película que he visto de John Hillcoat me pareció excelente. Se dice que el guión de Joe Penhall es una fiel adaptación de la novela ganadora del Premio Pulitzer de Cormac McCarthy, el mismo autor de No country for old men.

En una tierra desvastada, un padre (sublime actuación de Viggo Mortensen) tratará de sobrevivir con su hijo, para eso se ha propuesto llegar al sur. En el camino se encontrará con los pocos sobrevivientes del planeta -(¿?) no se sabe con exactitud- que se han vuelto desequilibrados o caníbales. En esa ruta, padre e hijo deberán dejar atrás su pasado y enfrentarse a un mundo desconocido. Un mundo que pone a prueba sus valores como seres humanos.

No se trata del final del mundo, se trata el final de la sociedad tal y como la conocemos, de la pérdida de confianza en el prójimo ante la supervivencia del más fuerte.

Se destacan las actuaciones de Robert Duvall, como un viejo solitario que necesitará la ayuda de los caminantes, y de Charlize Theron como la madre que pierde la fe. Además de la aparición breve pero clave de Guy Pearce. Sin embargo las mejores críticas están enfocadas en la actuación del pequeño Kodi Smit-McPhee, el hijo, por su ingenuidad innata y el parecido innegable con Theron, su madre en el film. Es el ángel en medio de la tempestad.

Creo que es una película sobria, muy bien dirigida, que nos hace reflexionar sobre la deshumanización, la pérdida de la fe y la supervivencia. Es la desolación hecha imagen.

Da para pensar...

1 comentario:

  1. Yo hoy no quería pensar, y como no quería pensar vi una película que -muy penosamente- creo que está hecha por gente no pensante.

    Se trata de "The Dudesons Movie". De esas películas que son perfectas para cuando "no tengo ganas de poner a trabajar el cerebro", y esta es perfecta para ese fin.

    Esta es una película de sketchs, simplemente, documentados en cámara, y en donde una serie de "dobles de acción" (el término STUNT los define como tal) deciden convertir su quehacer profesional y diario en comedia física extrema, de hazañas de alto riesgo.

    Al mejor estilo de la exitosa "Jackass", "Wildboys" o "Dirty Sanchez", estos tipos aparentan ser los precursores del estilo de STUNT COMEDY. No se ve mucho más que cualquier cosa que produzca dolor. Asquente dolor.

    Con las miles de críticas negativas que tiene este tipo de comedia, siempre pensé que esto no es más que un estilo "3 Stooges" pero post-moderno.. y bueno, llevado un poco más al polo. Luego de tener una visión así del asunto pude apreciar una entrevista donde varios de estos actores acrobáticos-masoquistas hacían esta misma analogía que alguna vez pensé. Así habría que verlo pienso yo.

    Obviamente "The Dudesons" antes de tener película tuvieron una serie (en MTV) que nunca vi. El intro del film comienza con uno de los pandilleros hablando a cámara y diciendo algo para reflexionar: "Cuando seas viejo no querrás pensar en las cosas que no hiciste, sino en cambio acordarte de todo lo que si hiciste!. La vida es muy corta para tener miedo o estar aburrido". Ok, está bien, pero no es para tanto. :D

    Casi todos estos tipos se iniciaron haciendo skate urbano o sobre nieve, y comenzaron a grabarse en video las proezas, torpezas y ocurrencias. Unos años después se vuelven millonarios stunts, con la gratificación de poder mostrar el rostro a todo el planeta, a la vez que se revientan la cabeza al mero estilo Curly, Larry y Moe, pero mucho menos edulcorado. Humor con sadismo del nuevo milenio.

    ResponderEliminar