martes, febrero 23

Vampiros precoces

La típica historia de vampiros quedó atrás. Después Let the Right one in todos los clichés vampirescos pasan de moda, ante la delicada depuración de un género ancestral.

Oskar tiene 12 años, es delgado, pálido y tímido. Es víctima de las burlas y maldades de un grupo de niños que juegan a ser bandidos. Una noche, Eli, se muda al apartamento de al lado. Extraños sucesos comienzan a pasar en los suburbios de Estocolmo. Un asesino que extrae la sangre de sus víctimas, un vecino que sospecha, una mujer contagiada de una extraña enfermedad, y una tierna historia de amor adolescente.

Es inquietante, por momentos perversa, las escenas de las muertes son memorables, fuera de lo común, el final imprevisible. Tiene un argumento narrativo y una fotografía impecable impregnada por la oscuridad de la noche y la brillantez de la nieve.

“Deja que entre el apropiado” sería la traducción literal de Låt den rätte komma in. El título en inglés es Let the right one in, y en español Déjame entrar o Criatura de la noche. Está dirigida por el sueco Tomas Alfredson. El guión es de John Ajvide Lindqvist, basado en su propia obra. Ya se habla de un remake por parte de otro director que ubicaría la historia en el año 2010, a diferencia de ésta, que se desarrolla en los 80.

La actuación de los niños es impecable: Kåre Hedebrant, como Oskar, y Lina Leandersson como la pequeña vampiro que tiene 12 años “desde hace mucho tiempo”. Sus rostros son perturbadores, precoces, y hasta de una cierta ambigüedad sexual que es elemento recurrente en la trama. Dicen que en el libro de John Ajvide está bien explicado, pero es muy acertada la decisión del director Alfredson de dejarlo a nuestra imaginación.

Más que el típico cuento de vampiros, es la inquietante historia de un encuentro romántico y sensible de dos jóvenes abandonados en su propia existencia. Uno complementa al otro, y eso es suficiente.

4 comentarios:

  1. Al fin la viste!!! Una de las mejores películas de la década! :)

    Más tarde opino sobre lo que me tocó ver hoy: una historia africana, contada por un hijo de coreanos, nacido en los Estados Unidos ("Munyurangabo", 2007). Raro no? :S

    http://munyurangabo.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. toda una experiencia... que sutileza!
    no se si una de las mejores de la década, pero creo que es una de las mejores de este blog

    ResponderEliminar
  3. "Munyurangabo" trata de una historia posterior al genocidio en Ruanda.

    Dos muchachos hacen un viaje, machete en mano. Uno de ellos (Munyurangabo) es huérfano y busca matar a un hombre. El otro (Sangwa) simplemente lo acompaña.

    Junto con la odisea -y los vaivenes de este road-movie de venganza- el fantasma del traumático conflicto étnico entre hutus y tutsis vuelve a hacer presencia.

    No estoy seguro pero me parece que todos los roles están interpretados por gente común y corriente, no parecen actores. También me parece, con lo poco que conozco del conflicto entre estas tribus, que la película intenta ser un acto redentor sobre el tema del exilio y la no tan utópica reconciliación post-barbarie.

    Está dirigida por un gringo con aspecto de asiático (hijo de coreanos). Qué globalizada esta película.

    La trama se me asemejó a aquel corto venezolano "Los elefantes nunca olvidan" de Lorenzo Vigas. Quienes no lo conozcan pueden verlo aquí:
    http://www.youtube.com/watch?v=GynEV9u61kw

    "Munyurangabo" no me impactó tanto como esperaba. Lamentablemente no puedo comentar mucho, más allá de que al menos es un cine realmente distinto.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, ya que andas de valiente lanzándote peliculitas sola... te atreves a esto?
    http://tinyurl.com/yjp7lwc

    Aparentemente este sería el trailer:
    http://www.youtube.com/watch?v=NtuRvFWmGuU

    Necesito plata Adriana!!!!

    ResponderEliminar