domingo, marzo 28

Una historia sobre la muerte

¿Alguna vez te has sentido tan feliz que ya no vale la pena vivir más?

Hablar de la muerte puede incomodar a muchos. En lo personal, es un tema que me gusta discutir, especialmente con aquellos que consideran la muerte como algo cotidiano.

Tu vida en 65 minutos (2006), dirigida por la española María Ripoll, es una película que habla de la muerte de una manera tan sutil, que es difícil no dejar de pensar en el tema por mucho tiempo. Es una historia llena de casualidades, “cuando las casualidades terminan en cosas importantes”, dice uno de sus personajes.

Tres amigos inseparables creen haber perdido a un compañero del colegio, pero cuando van al velorio se dan cuenta que se equivocaron de persona. Para Dani (Javier Pereira) será tarde reconsiderar la mentira, pues se enamora de Cristina (Tamara Arias) la hermana del difunto. Ahí comienza la historia de un domingo de playa, futbol y decisiones. Un domingo que puede cambiar la historia de muchas personas.

Es una historia sencilla e intimista sobre el valor del amor, pero también sobre la vida y la muerte. Tiene una influencia directa de Los amantes del círculo polar de Julio Medem, pero pensando en Hollywood, recuerda también a The hours, y es que la vida entera puede cambiar en un día.

Al parecer, esta película de Ripoll no tuvo buena distribución y no fue tan publicitada, a pesar de contar con el guión de Albert Espinoza, el mismo de la aclamada Planta 4ta. Los diálogos y reflexiones en off son fascinantes, una narración impecable que no cae en lo cursi a pesar del tema. La última escena es un homenaje al tacto, muy a lo Hiroshima Mon amour de Alain Resnais.

Llega un momento en que Dani siente que ha sido plenamente feliz, se sienta frente a la lavadora para verla girar, es la ruleta de la vida. No hay nada más. Las tristezas quedan para los otros. Tal como pasa con la muerte.

2 comentarios:

  1. Tengo esta película entre las "pendientes a corto plazo", y no se, tengo mis dudas.

    ¿La veo o no la veo? :)

    Voy a mi segunda tanda de hoy, con "The Informant!", del aclamado Steven Soderbergh que hace rato no presenta algo que realmente haga mucha bulla.

    ResponderEliminar
  2. Adriana me muero!
    No me había afectado tanto un final de este tipo (en cuanto a Dani) desde el final de un libro de Nayib Mafouz....
    confieso que la comencé a ver porque me fascina ver la lavadora... para no echarle a perder el final a tu amigo del post previo te cuento que me encantaron los colores y ahi como varios tipos de imágenes que a veces como que le dan un tono documental o de cuña a cada escena. Me gustó que fuera de esa forma porque uno no sabe si la peli no termina de ser indi o comercial.
    Hay otro "enigma" de la peli, hay un chico que sale en la escena de la reunión del depto. que me parece muy conocido, tal vez de otra peli, pero no llego a ver quien puede ser.

    ResponderEliminar