jueves, abril 15

Historia de un perdedor... y una puta (BAFICI)

Te creís la más linda (pero erís la más puta) es un título que atrapa a cualquiera, pero hay que ver la película para quedar realmente atrapado durante 90 minutos en el mundo de Javier, un muchacho medio patán- medio bonachón que tuvo una mala noche… digamos que “el amigo” no le respondió.

Escrita y dirigida por Juan Manuel “Che” Sandoval –como trabajo de tesis de su carrera en la Escuela de Cine de Chile-, es una de las revelaciones del BAFICI. Sandoval, quien estuvo en el estreno de Buenos Aires, contó algunas anécdotas sobre la historia: “me han dicho que por qué escribí esa historia de teenegers… y qué más iba a escribir a los 21 años huevón?”

Según palabras del propio director, la historia está dedicada a la ex novia, a todas las ex, y gira en torno a la noche tormentosa de Javier (Martín Castillo, un no-actor que se las trae) y todo lo que vive luego de enamorarse de Valentina. Javier busca reivindicarse de cualquier manera de una mala y larga noche. Así, van apareciendo personajes divertidos que -con ese acento chileno casi inentendible- provocan gran cantidad de carcajadas.

Es una historia simple, sin muchas pretensiones, con diálogos frescos y jocosos, y actuaciones naturales (ninguno de los protagonistas es actor profesional), además de presentarse como una especie de roadmovie por la noche santiagueña, ¿o walkmovie?

Te creís la más linda… ganó el Festival de Cine de Viña del Mar y aseguró la segunda parte de la historia, que el Che Santiago ya está escribiendo.

Fue curioso ir al cine con un Martín Castillo a ver una película de otro Martín Castillo. Me pregunto si el primero se sintió muy identificado con la historia del segundo. Quién sabe… una mala noche la tiene cualquiera!


pd. Aquí les dejo la web de esta comedia chilena
TE CREÍS LA MÁS LINDA... No se pierdan la música!

3 comentarios:

  1. ¡jajajaja! a pesar de que nunca, por suerte y aunque pienses que no digo la verdad, he tenido una noche así, si me sentí identificado con mi tocayo.

    ResponderEliminar