sábado, abril 17

Un cuento poco-infantil de dos mosquitos (BAFICI)

La sinopsis de A tale of two mozzies, un comic importado desde Dinamarca para el BAFICI, dice así: “Una divertidísima aventura plagada de personajes originales y cómicos, y con coreografías que remiten a los grandes musicales de Hollywood. Egon (un mosquito capaz de asombrar con sus proezas sobre la bicicleta) y su novia Dagmar se lanzan a recorrer el mundo, pero en su camino se cruza Dominella, la cruel reina de las hormigas rojas que está intentando apoderarse del reino. A Egon y a Dagmar les toca hacer de héroes y para ello utilizarán tres poderosas armas: la música, la bicicleta y la imaginación”.

Pero… ¡un momento por favor!, la película dirigida por Jannik Hastrup y Fleming Quist Moller, con guión de este último, es lo más bizarro que he visto este año. No sólo porque Egon es el antihéroe (es un mosquito pretencioso, malcriado y egoísta) sino que la bailarina Dagmar es una lanzada que le coquetea abiertamente y los demás personajes son dudosamente infantiles.

Veamos varias situaciones: una abejita pretende enamorar a Egon por lo que le besa las piernas, lo baña con miel, y lo mete en la cama. Por su parte, Dagmar es la mosquita-fashion de la que todos se enamoran, hasta las orugas: en una escena una oruga le pide insistentemente un beso y ella le grita “¡no! me das asco, ¡eres un gusano!"


Otros animalitos del bosque no se quedan atrás: una hormiga roja deja de cumplir su deber como soldado para convertirse en un voyerista, el sirviente de la abeja reina insinúa varias veces que es “su” acompañante, las moscas –además de feas- son salvajes y groseras, las princesas hijas de la abeja reina son malcriadas al punto de que la madre tiene que complacerlas en todo, de lo contrario “no te dejaremos dormir esta noche”, una oruga vieja y fumona (el mismo personaje de Alicia en el país de las maravillas) insulta a los niños que ven la película, los llama “brutos”, porque supone que no le entienden lo que dice. Y así un sinfín de secuencias durante una hora diez minutos que desencajan en la sección BAFICITO.


Si bien la película comienza como un cuento infantil, con un topo diciendo “Hola niños, ¿han visto un mosquito en bicicleta? no, porque no ha nacido”, en 15 ó 20 minutos se pierde totalmente de contexto y presenta esta serie de eventos “desafortunados” para la audiencia infantil. Algunos padres se salieron de la sala.


Un cuento sobre dos mosquitos (2007) me pareció un comic interesante, con una estética similar a aquellas caricaturas de Merrie melodies que disfruté en mi infancia. Considero que el error está en calificarla para niños.

Ahora bien… ¿de qué niños estamos hablando?

1 comentario:

  1. JAJAJAJAJ que bueno! Hubiese AMADO estar ahí, en esa sala, con esa película descontextualizada del BAFICITO. Esas situaciones son las más divertidas.

    Esto me recuerda cuando fui a ver "There's Something About Mary" en el cine, y la gente llevaba a su niños porque la película fue promocionada con el poster del perrito, y además, fue "Censura A. Apta para todo público". Los padres salían a mitad de la película, casi que corriendo, desesperados, con el niño tomado de la mano!

    Si es bizarro necesito verlo!!!

    "El Superbeasto" también fue parte del BAFICI de este año, y es de comiquitas, pero obviamente fue para el grupo "NOCTURNO". Nunca hubiese encajado en BAFICITO.

    Por cierto, ayer se anunciaron los ganadores. "Alamar" fue la ganadora como Mejor Película, en la categoría Internacional. "Police, Adjective" el Mejor Director (Corneliu Poromboiu).

    ResponderEliminar