lunes, junio 14

Paul Bettany ya no es un ángel bueno

Antes pensaba que cualquier sacrificio valía para ver en el cine a Paul Bettany. Pero no. Legion (Legión de Ángeles, en la obviedad de los títulos en español) es una de las películas más malas que he visto en mucho tiempo.

Michael, mi querido Bettany, es el ángel que desafía a Dios cuando éste se ha cansado de los errores de la humanidad (¿libre albedrío?) Así que “vuela” a la tierra, se corta las alas y decide defender con armas de pandillero al bebé que nacerá la noche de navidad, el próximo Salvador.

Con el respeto que se merece el director y experto en efectos especiales Scot Stewart, Legion, su primer largometraje, me pareció una mala adaptación de The Terminator, en mi humilde opinión.

Desde la primera escena, la voz en off de la madre embarazada señalando con un discurso apocalíptico lo que vendrá después, en medio de un paisaje desértico, recuerda a Sarah Connor, pero con menos agallas. La bajada del cielo del ángel protector es como la llegada del hombre del futuro, que a la vez es padre de la criatura, nuestro salvador: John Connor. Incluso cuando vienen "los malos" (humanos endemoniados), alguien mira al horizonte y ve venir la tormenta. ¿A qué les recuerda? ¡A la última escena de Terminator!

A pesar de lo aburrido y retórico del guión me gustó la propuesta de poner a Dios y a su ejército de ángeles, comandados por Gabriel, como los chicos malos. Al final de la batalla en la que esperaba -por lo menos- buenos efectos especiales, no sabemos quién es quién entre tantos errores, arrepentimientos, otra vez libre albedrío y perdones del Cielo.

Mi compañero en esta aventura de cien minutos de duración, insistió en que esa trama y algunos diálogos le recordaban otra película: “esto del Dios que perdona al ángel rebelde y Gabriel de por medio ya lo he escuchado”. Pensamos y coincidimos: Constantine, con Keanu Reeves, donde la bellísima Tilda Swinton es el ángel Gabriel.

También recordé el poster de Rosemary´s baby, por una escena casi fotográfica en un peñasco, y otros detalles de otras películas del género de terror y ficción.

Lo cierto es que, aunque Paul Bettany luce hermoso con bronceado y tatuajes en todo el cuerpo, no vale una entrada al cine, ni dos, mucho menos un domingo de lluvia de otoño.

1 comentario:

  1. Debe ser en realidad muy mala, nadie me ha hablado bien de esa peli, hasta mi dividí se tranca en la segunda escena =(
    Lástima porque me encantan las pelis de ángeles, demonios (los reales, no como las farsas de Dan Brown)
    Por otro lado "Bienvenida de Vuelta"
    Besos

    ResponderEliminar