sábado, julio 24

Blue: de Kieslowski

Esta es la primera de tres películas que conforman la serie Tres Colores de Krzysztof Kieslowski… más conocida por referencia que por vista. Hacía tiempo que no veía Blue, mi favorita de la serie, protagonizada por Juliette Binoche.

Hablar del cine es Kieslowski es meterse en camisa de once varas, especialmente para una aficionada del cine como yo, a la que no le interesan los tecnicismos. Es un cine complejo, brillante... mágico.


La relación de las historias en la serie de los colores es una obra maestra, al igual que el manejo de los colores. La famosa trilogía de Kieslowski está inspirada en los colores de la bandera francesa y los ideales revolucionarios que construyeron esa nación: l
ibertad, igualdad, fraternidad.

En Azul, Julie Vignon de Courcy ha perdido a su pequeña hija y a su marido, el compositor Patrice de Courcy. En medio de todo, Julie se enamora de Olivier Benoit, el ayudante de su marido y descubre que Patrice tenía una amante, Sandrine, que ahora tiene un hijo suyo. Antes del accidente, Patrice escribía las notas de una pieza importante que sería interpretada en la celebración de la creación de la Unión Europea. Julie tendrá que decidir en desechar el último trabajo de su marido o no, mientras intenta continuar con su vida.

La historia le veremos terminada en Red, la última película de la saga.

Además del uso de los colores, lo que ha hecho a esta trilogía merecedora de las mejores críticas en todo el mundo, el director polaco se la juega con la banda sonora de Blue, de Zbigniew Preisner, que acompaña los trastornos internos de Julie de principio a fin.

En la wikipedia se lee que Michael Hoshall del Boulder Daily Camera dijo que "Juliette Binoche está luminosa en la representación de una mujer que se da cuenta de su valía como compositora y como ser humano."

Considero que es uno de sus mejores papeles. Trece años después Juliette hace una especie de homenaje a este personaje en el corto Place de Victories de Paris Je t´aime, dirigida por el japonés Nobuhiro Suwa.

¡Viva la France!

No hay comentarios:

Publicar un comentario