domingo, julio 4

Me gusta Karin Albou

Karin Albou volvió a emocionarme. La petite Jérusalem es casi perfecta, delicada. Una historia mágica para la cual no quiero usar ningún tecnicismo. Solo puedo decir que es una historia muy bien narrada que pone de manifiesto, una vez más, los cuestionamientos sobre las creencias que todos nos hacemos alguna vez en la vida.

Laura (Fanny Valette) es una chica judía empeñada en descubrir que hay más allá de su cultura y su religión, por eso estudia filosofía en la universidad. La influencia de Kant, y sus famosas caminatas, la llevarán a cuestionar sus obligaciones, más aún cuando conoce a un hombre musulmán que despierta sus primeras pasiones. Paralelamente se desarrolla la historia de Mathilde, hermana de Laura que cumple al pie de la letra la religión, poniendo en peligro su vida de pareja.

La historia se desarrolla en Sarcelles, en el suburbio parisiense conocido como "La pequeña Jerusalén", por la cantidad de emigrantes judíos que viven allí.

El guión también es de Albou, los encuadres son cerrados e íntimos, la idea de sexo ronda en casi todas las escenas. Puede que se sienta una rígida estructura religiosa y una revelación temprana del desenlace, pero eso no hace de La pequeña Jerusalén, dirigida en el 2005, una película vacía, al contrario, acompañamos a los personajes en sus situaciones con toda confianza. Los conflictos los resuelve cada quien.

Me gustó, me gusta Karin Albou.

No hay comentarios:

Publicar un comentario