sábado, agosto 28

300 razones para volver a ver 300

Volví a ver 300, por cuarta o quinta vez. Y es que esta película me recuerda a las mejores coreografías que he visto en mi vida. Visualmente es fascinante, hermosa, justamente, “coreográfica”.  La fotografía, el maquillaje y los efectos captan toda mi atención, y ni me preocupo por los diálogos aburridos de casi toda película épica. 

Dirigida por Zack Snyder (en 2006), 300 está basada en la nóvela gráfica de Frank Miller en la que se narra cómo un grupo de 300 hombres valientes inspiraron a Grecia a seguir el camino que terminó en la democracia. La película, que trata de ser fiel a la historieta, tiene tantas críticas a favor y en contra, que no vale la pena mencionarlas. Es una película que gusta a quien le gusta. Así de sencillo.

Mis 300 razones para verla:
1 -David Wenham como Dilios, una actor del que me enamoré locamente en el año 2000 cuando lo vi en Better Than Sex. 
2 - Rodrigo Santoro, como Xerxes. Aún con ese maquillaje impresionante se disfruta ver al brasileño piel canela que llegó a Hollywood hace poco y comenzó con buen pie.
3 - Gerard Butler, como el Rey Leonidas. Se dice que levantaba pesas antes de cada escena para reconfirmar sus perfectos músculos abdominales. 
4 – Espartano No. 4. 
5 – Espartano No. 5. 
6 – Espartano No. 6. 
(…) 
300 – Espartano No. 300

300 razones para ver 300
¿300 veces?
No. No es para tanto.
 

jueves, agosto 26

Un clásico de Varda con vino y chocolate

Un Savoy Carré  y un malbec San Telmo (no es de los mejores vinos pero se consigue entre 10 y 15 pesos en el mercado chino) me acompañaron a ver este documental: Daguerreotypes, dirigido por Agnés Varda en 1975. 

Se trata de una mirada muy particular sobre los pequeños negocios de la Francia de los 70. Los vendedores y compradores, vecinos todos de la calle Daguerre, en el distrito 14 de París, viven cada día entre la compra del  baguette, el corte de cabello, el traje “hecho a la medida”, el buen trozo de carne y el bandoneón sonando en alguna esquina. 

Varda nos muestra un París moderadamente consumidor y muy amigable. Va presentando los personajes, reales, gente que trabaja todo el día en sus negocios, para plasmar una realidad que se ha perdido como consecuencia de la globalización y el capitalismo.  

En la calle nadie se preocupa por la política –dice Varda-, nadie habla de ello. Parecieran ser todos felices y yo sólo pienso en aquel mayo del 68. 

La mejor escena que el vino me permitió apreciar: un mago tratando de convencer a su público de los logros “increíbles” de la ciencia ficción y al fondo un cuadro de la Mona Lisa, mirándolo con burla. 

No se preocupen por buscarlo en YouTube, está completo en Naranjas de Hiroshima, una página web de documentales que he recomendado otras veces. No dejen de leer la reseña, un homenaje a la cotidianidad que Agnés Varda relata con sus propias palabras (Fragmento de 1994 publicado en Cahiers du Cinéma)

Este es el enlace: Daguerreotypes
¡Salud!
 

La cara oculta de la independencia de Argelia

Dos millones de jóvenes franceses lucharon en Argelia, 27 mil perdieron sus vidas en esa guerra. Se estimaron de 300 mil a 600 mil muertos en el bando argelino.

Argelia obtuvo la independencia en 1962. Hasta octubre de 1999, Francia no reconoció oficialmente que hubo una guerra.

Esta película es parte de la historia de esa guerra. L'ennemi intime (2007) es el quinto largometraje que dirige el francés Florent -Emilio Siri, basada en el libro Ennemi Intime de Patrick Rotman.

Benoît Magimel, como el Teniente Terrien, y Albert Dupontel, como el Sargento Dougnac, llevan esta historia cruda e implacable que recuerda que en situaciones extremas, el enemigo, puede ser uno mismo.

A Magimel lo recuerdo seductor en La demoiselle d'honneur, mientras Dupontel tuvo un papel importante en la inolvidable Irreversible de Gaspar Noe.

L'ennemi intime es la Saving Private Ryan francesa. Tiene escenas desgarradoras, personajes conflictivos y logra esa especie de “reflexión” sobre los conflictos bélicos.

Tres regalos
1. La sinopsis de Filmaffinity:
En Kabylie, en junio del 1959, Terrien, un teniente idealista, toma el comando de una sección de la armada francesa. Allí, encuentra al sargento Dougnac, un militar de carrera, puro y duro. Las atrocidades de esta guerra, así como que sus diferencias, van a poner rápidamente a los dos hombres a prueba.

2. Un resumen sobre la guerra:
Argelia fue colonia francesa desde 1830-47. Contaba con una importante minoría europea, 1 millón sobre 9 millones de habitantes, a la hora de comenzar la guerra de independencia. El Frente de Liberación Nacional (FLN) argelino inició las hostilidades militares contra la administración francesa el 1 de noviembre de 1954. En agosto de 1955 la guerra se recrudeció en la región de Constantina con importantes matanzas por ambos bandos y con una durísima represión parte del ejército francés. En 1956, Francia había ya desplegado un ejército de 500.000 soldados. Ese mismo año, Francia concedía la independencia a Marruecos y Túnez y concentraba todas sus fuerzas en retener la "Argelia francesa".

3. El tráiler: L'ennemi intime

miércoles, agosto 25

Hermanas por siempre

Cameron Díaz no es de mis actrices favoritas, aunque si tuviera que escoger entre “rubias tontas” lo haría por ella. ¿Mis razones? The Holiday, The Sweetest Thing, Charlie's Angels y, obviamente, Fiona en Shrek. Sin embargo, el personaje de Sara Fitzgerald en My Sister's Keeper (La decisión más difícil, en español) es uno de los mejores que ha interpretado. 

La película narra la historia de una familia a punto de derrumbarse cuando las decisiones tomadas en el pasado comienzan a dejar secuelas. Anna (Abigail Breslin, la eterna Little Miss Sunshine) fue concebida para salvar a su hermana de la muerte, pero decide tener el control legal sobre su cuerpo y negarse a más intervenciones quirúrgicas. 

La historia, aunque da un giro previsible, está bien dirigida por Nick Cassavetes, quien me enamoró con The Notebook. Aquí, el actor y director se vale de las narraciones de los personajes y los flashback que le dan fuerza a esos monólogos para llevar una trama envolvente. 

Es una película tierna y dura al mismo tiempo, que hace llorar (de principio a fin), con lo que nos olvidamos de los lugares comunes del drama más hollywoodense. 

Vale la pena verla por las actuaciones, especialmente la de Sofia Vassilieva, quien interpreta a Kate Fitzgerald, la hija enferma.   

Mi hermana me la recomendó. Es una película de hermanas, definitivamente.

martes, agosto 24

El Superbeasto de Rob -el- Zombie

Este post está dedicado a Juan.

Porque es el seguidor número uno de este blog.

Porque me recomendó esta película.

Porque es mi súper amigo.

Y porque él es el Superbeasto.


    Un actor porno insoportable, prostitutas baratas, monstruos nazis y mucha sangre. Todo animado con buena música y buenas voces –entre ellas la de Paul Giamatti y Rosario Dawson.

    The haunted world of El Superbeasto lo más bizarramente animado que he visto de Rob Zombie.

    Aquí una muestra presentada por el mismo Rob -el- Zombie. VER VIDEO

    domingo, agosto 22

    Barenboim y Fellini

    Ensayo de Orquesta (Prova d'orchestra) es un falso documental dirigido por Federico Fellini en 1979 para la RAI. En él se muestra cómo los integrantes de una orquesta sinfónica viven entre acuerdos y desacuerdos al momento del ensayo. 

    Una cámara en mano y la voz en off de un periodista fantasma interpelan a cada músico. Unos participan, otros no. Cada uno defiende su instrumento como la propiedad en la que vive. Participan también el exigente Director, el representante del Sindicato y el Copista, que introduce a la película con una frase maravillosa “…eso sí, no podría vivir sin la música”. 

    Con música de Nino Rota, Fellini intenta hacer una alegoría entre una orquesta y la sociedad en general, con algunas escenas fuertes, por eso los críticos la tildaron de “panfleto político”. Algunos músicos son alegres, otros amargados, jóvenes, viejos, uno que otro chiflado, pero solo en la música logran olvidar sus diferencias por un “bien” en común. El discurso final del Director es una especie de precepto de vida y de amor por la música.

    Me interesé en Ensayo de Orquesta después que un periodista la comparara con el trabajo que hace el director argentino-israelí Daniel Barenboim, quien dirige la Orquesta Oeste-Este Diván, integrada por músicos israelíes y palestinos y cuyo objetivo es promover la coexistencia y el diálogo intercultural en el  Medio Oriente. 

    Después de presenciar un hermoso concierto de Barenboim al aire libre ante unas 40mil personas, vi esta maravillosa película.  

    En el filme de Fellini, el Director de la Orquesta reclama: “Violines… hacen cada uno lo que le da la gana. ¿O es que no están afiliados a un mismo partido?

    En la prensa nacional, Barenboim ratifica su compromiso con la paz del Medio Oriente: “El fin tiene que ser la paz y la aceptación del otro”.

    Dos maestros, en un solo día.

    viernes, agosto 20

    No siempre todos estamos bien

    Everybody's Fine es una comedia (no tanto) sobre una familia que descubre muy tarde su esencia. Robert De Niro es Frank Goode, el padre abnegado que recorre miles de kilómetros para reencontrarse con sus hijos: Drew Barrymore, Kate Beckinsale y el bello Sam Rockwell.

    Dirigida por Kirk Jones (el mismo de Nanny McPhee), y basada en la italiana Stanno tutti bene (1990) de Guiseppe Tornatore, muestra como los hijos esconden a sus padres la realidad más cruel de sus vidas para no decepcionarlos.

    De la crítica de IMDB rescato estas frases: “El escritor/director Kirk Jones ha traído un poco del mejor trabajo de Robert De Niro en décadas”. “Aunque la narrativa pudiera caerse un poco en lo dramático, no hay que negar el sentido que la película transporta a la familia y la lealtad”. “Retratándose como una comedia de vacaciones (…) tiene más de emoción y menos de risas”.

    Vi está película dos o tres días antes que muriera mi padre. La tenía "clavada en el pecho".

    Hoy la libero.

    miércoles, agosto 18

    Volví, con concierto

    Asuntos personales imprevistos me han alejado de este blog y de otros placeres cotidianos. Esta mañana amanecí pensando cómo he dejado de escribir si es una de las pocas acciones que me mantiene con los pies en la tierra y la cabeza en las nubes. Además después de ver esta maravilla de película, sería muy egoísta de mi parte, guardarme mis impresiones y no compartirlas con mis lectores (digo… ¿hay alguien ahí?)

    Le concert (2009), dirigida por Radu Mihaileanu una producción francesa-italiana-rumana  que deleita de principio a fin.

    La sinopsis dice así:
    En la época de Brezhnev, Andrei Filipov era el mejor director de orquesta de la Unión Soviética y dirigía la célebre Orquesta del Bolshoi. Pero en plena gloria, tras renunciar a separarse de sus músicos judíos, entre los que estaba su mejor amigo Sacha, fue despedido. Treinta años después, sigue trabajando en el Bolshoi, pero ahora… como limpiador. Una noche que Andrei se queda hasta tarde sacando brillo al despacho del jefe, encuentra un fax dirigido a la dirección del Bolshoi: se trata de una carta del Teatro de Châtelet invitando a la orquesta oficial a que vaya a dar un concierto a París. De repente, a Andrei se le ocurre una idea loca: ¿por qué no reunir a sus antiguos compañeros músicos, que viven de hacer trabajillos y chapuzas, y llevarlos a París, haciéndoles pasar por el Bolshoi? La tan esperada ocasión de tomarse la revancha por fin ha llegado.

    Yo digo:
    Mi secuencia favorita del cine, creo que lo he mencionado antes, es la primera escena de Hiroshima mon amour ¡No hay una escena como esa en toda la historia del cine! Otras secuencias, como la final de Cinema Paradiso, donde Toto grande encuentra la cinta que le dejó Alfredo con todos los recortes de besos de películas, es inolvidable… y muchos tendrán sus favoritas, el beso en Casablanca, la muerte de King Kong, Bridget Jones cantando borracha, ¡qué sé yo! Pero esta última escena de El concierto es hermosa.

    Más de 10 minutos: la orquesta, que tiene 30 años sin tocar, acompañada por la famosa violinista Anne-Marie,( Mélanie Laurent, la rubia vengadora de Inglourious Basterds) interpreta el Concierto para Violín de Tchaikovsky ¡completo!… es encantadora, perfecta, inmejorable.

    No sé si estoy muy sensible estos días últimos de invierno, pero por primera vez la música clásica me arranca las lágrimas.

    Aquí la escena subtitulada: Le concert.

    ¡Disfrútenla!