viernes, agosto 20

No siempre todos estamos bien

Everybody's Fine es una comedia (no tanto) sobre una familia que descubre muy tarde su esencia. Robert De Niro es Frank Goode, el padre abnegado que recorre miles de kilómetros para reencontrarse con sus hijos: Drew Barrymore, Kate Beckinsale y el bello Sam Rockwell.

Dirigida por Kirk Jones (el mismo de Nanny McPhee), y basada en la italiana Stanno tutti bene (1990) de Guiseppe Tornatore, muestra como los hijos esconden a sus padres la realidad más cruel de sus vidas para no decepcionarlos.

De la crítica de IMDB rescato estas frases: “El escritor/director Kirk Jones ha traído un poco del mejor trabajo de Robert De Niro en décadas”. “Aunque la narrativa pudiera caerse un poco en lo dramático, no hay que negar el sentido que la película transporta a la familia y la lealtad”. “Retratándose como una comedia de vacaciones (…) tiene más de emoción y menos de risas”.

Vi está película dos o tres días antes que muriera mi padre. La tenía "clavada en el pecho".

Hoy la libero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario