jueves, agosto 26

Un clásico de Varda con vino y chocolate

Un Savoy Carré  y un malbec San Telmo (no es de los mejores vinos pero se consigue entre 10 y 15 pesos en el mercado chino) me acompañaron a ver este documental: Daguerreotypes, dirigido por Agnés Varda en 1975. 

Se trata de una mirada muy particular sobre los pequeños negocios de la Francia de los 70. Los vendedores y compradores, vecinos todos de la calle Daguerre, en el distrito 14 de París, viven cada día entre la compra del  baguette, el corte de cabello, el traje “hecho a la medida”, el buen trozo de carne y el bandoneón sonando en alguna esquina. 

Varda nos muestra un París moderadamente consumidor y muy amigable. Va presentando los personajes, reales, gente que trabaja todo el día en sus negocios, para plasmar una realidad que se ha perdido como consecuencia de la globalización y el capitalismo.  

En la calle nadie se preocupa por la política –dice Varda-, nadie habla de ello. Parecieran ser todos felices y yo sólo pienso en aquel mayo del 68. 

La mejor escena que el vino me permitió apreciar: un mago tratando de convencer a su público de los logros “increíbles” de la ciencia ficción y al fondo un cuadro de la Mona Lisa, mirándolo con burla. 

No se preocupen por buscarlo en YouTube, está completo en Naranjas de Hiroshima, una página web de documentales que he recomendado otras veces. No dejen de leer la reseña, un homenaje a la cotidianidad que Agnés Varda relata con sus propias palabras (Fragmento de 1994 publicado en Cahiers du Cinéma)

Este es el enlace: Daguerreotypes
¡Salud!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario