domingo, octubre 24

La comedia de Fatih Akin

El año pasado vi dos de las primeras películas del premiado director turco-alemán Fatih Akin: Gegen die Wand (Contra la pared, 2004) y Auf der anderen seite (Al otro lado, 2007) ambas con excelentes críticas. Akin tiene una forma excepcional de contar historias por lo que lo considero uno de los mejores directores de estos tiempos.

Sin embargo, su nueva producción Soul kitchen me parece que baja los niveles de calidad a pesar de que tiene buenas actuaciones y secuencias memorables. Prefiero sus dramas.

Soul kitchen es una de esas tragicomedias con mezcla de absurdo, de realidad, de personajes disparatados y al final una solución predecible. Digamos que es muy “kusturicana”.

Zinos Kazantsakis (Adam Bousdoukos) es el dueño de un restaurante miserable ubicado al lado de los rieles de un tren. A pesar de tanta fritura tiene sus clientes. Zinos quiere dejar el restaurante para irse con su novia otro país, pero entre tropiezos, dolores, fiestas y aventuras se dará cuenta que ese espacio es su vida.

Un cocinero experimentado, una especie de ranger-griego, lo ayudará a encontrar su destino. Se trata de Shayn, interpretado por Birol Ünel, el sensual esposo atormentado de Contra la pared (mucho más viejo, por cierto)

Más allá de mis impresiones sobre Soul kitchen, considero que Fatih Akin es un director del que hay que ver todo lo que haga, incluso su corto en New York, I love you

Yo sigo apostando por él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario