miércoles, noviembre 10

Un sueño, una idea

Este es el suspenso que me gusta: Un sueño dentro de otro sueño, y otro, y otro. Al principio cuesta saber cuál es la realidad hasta que le seguimos el juego a la trama. La última producción de Cristopher Nolan, Inception (El origen), nos lleva justamente a eso, al principio de una idea. Un thriller psicológico, a lo Memento, que inquieta y seduce, con una buena carga de ciencia ficción.

Estos son los actores que me gustan: Leonardo Di Caprio es el Johnny Depp de esta década -en mi humilde opinión-. A Di Caprio le seguirá Michael Pitt. Es uno de esos buenos actores que comienzan con papelitos rosa y se convierten en mitos. Aunque Cobb, el personaje de Di Caprio en Inception, se parece más al detective Costigan de The departed, que al atormentado Teddy Daniels de Shutter Island, parece que estos dramas psicológicos le caen bien al actor. Esta vez lo acompañan: la bellísima Marion Cotillard, Ellen Page, Joseph Gordon-Levitt y mi querido Cillian Murphy.

Estos son los efectos que me gustan: Inception se presta para efectos especiales magistrales, sin límites. No es el mundo de los sueños de Terry Gilliam, es más un mundo onírico parecido a nuestra realidad, donde, como este 'mundo' en el que vivimos, la siembra de una idea da origen a cualquier acontecimiento. ¿Cuál es el parásito más resistente? ¡Una idea! Recuerden a Conrad Brean de Wag the dog.

Si aún no han visto Inception, después de cuatro meses de estreno en el cine, la recomiendo ver en dvd. ¡No la lean en Wikipedia por favor! Tanta explicación acaba con cualquier expectativa.

Inception es uno de los mejores thriller que vi este año. He dicho.

2 comentarios:

  1. Ayer escribí un comentario largo sobre "Inception", justo aquí. Algo toqué (no se que) y no se publicó :(

    ResponderEliminar
  2. Que pena Juan
    Tus comentarios siempre son más interesantes que mis post.
    Te extraño!

    ResponderEliminar