viernes, diciembre 3

Amor de lejos...

Garret: Te traje un regalo
Erin: ¿Tu pene?
Garret: Sí.. 20 centímetros de mi pene
Erin: Siiii...

Esta es una de las comedias románticas más inteligentes que he visto. No es la comedia rosa del amor tierno que es capaz de vencer todos los obstáculos. O sí, sí lo es. Pero no de la misma manera.

Los diálogos son perfectos, los personajes hablan todo el tiempo de las verdaderas consecuencias de las relaciones a distancia, del buen sexo, de la familia, de cómo la profesión y los lugares de trabajo pueden determinar tu vida. Es genial, al mejor estilo de Richard Linklater, aunque menos intenso, más divertido.

Going the Distance (Amor a distancia, 2010) es la primera película de ficción dirigida por Nanette Burstein, después de tres documentales y una mini serie para televisión.

Drew Barrymore (siempre en mi top) es Erin, una periodista de San Francisco que desea mudarse a Nueva York. Justin Long es Garrett, un representante de bandas musicales que deberá tomar decisiones para estar con la mujer que ama. Un tercer personaje es Corinne, la hermana de Erin, madre joven, preocupada, histérica y alocada. Un buen papel para Christina Applegate.

Las actuaciones son sencillas, parece que se inventara el guión a cada minuto, pues los comentarios entre hermanas, amigos machistas y amantes son tan comunes como los que escucho todos los días, en cualquier bar.

Recomendada para cualquier sexo y cualquier humor.

Nada de cuentos de hadas. Esta es la realidad de los amores a distancia. “Amor de lejos, felices los cuatro” dicen por ahí. Yo creo que más allá del buen chiste hay que poner corazón y mucho empeño para mantener una relación así y tener un final feliz… yo no creo poder hacerlo. Paso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario