sábado, diciembre 18

Yo quiero tener un millón de amigos

Estaba negada a ver Red social, a pesar de que el director es David Fincher. Pero los comentarios y críticas en la red son tan atrayentes que opté por la película.

The social network es número uno de la lista de Entertainment Weekly y el Chicago Sun Times, puesto ocho en la lista de Cahiers du Cinéma, dos en el Top 25 del The New Yorker y en el top 50 de la revista Film Comment. (www.otroscines.com). A esto se suma la cantidad de premios a la que ha sido nominada y los que ha recibido.

Esta es la sinopsis: “Una noche de otoño del año 2003, Mark Zuckerberg (Jesse Eisenberg), alumno de Harvard y genio de la programación, se sienta a su ordenador y con empeño y entusiasmo comienza a desarrollar una nueva idea. En un furor de blogging y programación, lo que comenzó en la habitación de su colegio mayor pronto se convirtió en una red social global y una revolución en la comunicación. Seis años y 500 millones de amigos después, Mark Zuckerberg es el billonario más joven de la historia. Pero para este emprendedor, el éxito ha supuesto complicaciones personales y legales”.

Facebook tiene más de 500 millones de usuarios activos que gastan más de 700 mil millones de minutos por mes navegando en el sitio. Pareciera que el furor de la película en internet y las salas de cine fuera precisamente por el tema de la “red social”, pero realmente es un drama atrapante sobre el tema de la aceptación y las ganas de pertenecer.

Las actuaciones son excelentes, especialmente la de Jesse Eisenberg como Mark Zuckerberg. El guión, basado en el libro The Accidental Billionaires de Ben Mezrich -adaptado por Aaron Sorkin (The West Wing)- es acelerado y honesto, crudo y simpático. Los diálogos son de los mejores de esta época. La vida, dentro o fuera de Harvard, es compleja y siempre habrá que sacrificar "algo" para tener "lo otro".

Quizás no sea tan fuerte como Fight Club o Seven, pero Red social es un retrato de toda una generación, de los llamados prosumidores de internet. Bravo por Fincher.

El eslogan de promoción de la película es “No se hacen 500 millones de amigos sin hacer unos cuantos enemigos”… yo sólo quiero tener un millón de amigos.
 

3 comentarios:

  1. Bueno, como la mayoría de las películas biográficas, no me pareció gran cosa! Sin embargo la recomiendo, para que se den cuenta y analicen que es más importante la amistad que el dinero! saludos

    ResponderEliminar
  2. Más que una biografía es una buena película, con un guión impecable, y la actuación de Jesse Eisemberg es genial.
    Gracias por opinar y seguir Eliana
    Feliz año nuevo!

    ResponderEliminar
  3. http://www.youtube.com/watch?v=dx-IKrGvwpE

    ResponderEliminar