sábado, enero 29

Somewhere, sometime...

En el post que escribí de Heart of Darkness, el documental sobre la filmación de Apocalipsis now, hice referencia a la presencia de la pequeña Sofía siempre al lado de su padre, Francis Ford Coppola, y cómo esos momentos la convirtieron en lo que es ahora, una de las directoras de cine de autor más respetadas.

No cabe duda que Lost in translation es su película más vista, aunque me parece superior Vírgenes suicidas. De su tercer largometraje María Antonieta, no hay mucho que decir.

Ahora con Somewhere, Sofía Coppola vuelve a regalarnos esos momentos placenteros e inquietantes desde la mirada de alguien que ha vivido “dentro” del circuito.

Johnny Marco (Stephen Dorff) es un actor de Hollywood que vive en un hotel de lujo. Copas, fiestas y mujeres mantienen un aburrimiento que arrastra en secreto entre los trabajos. Johnny también es padre de Cleo (Elle Fanning), una niña brillante de 11 años que vive con su madre y lo visita de vez en cuando. Cuando la madre decide viajar por un largo tiempo, Johnny tendrá que asumir su rol de padre.

Coppola dirige brillantemente a Stephen Dorff, un actor poco conocido con porte de chico rebelde que hace un papel maravilloso de pocos diálogos y mucha gestualidad. Al igual que en Lost in translation la directora trata el tema de la fama con un toque irónico: Johnny Marco, actor que celebra el mejor momento de su carrera, es un ser atrapado en el aburrimiento, la soledad y la incredulidad.

Elle Fanning es la hermana mejor de Dakota Fanning, y –al igual que su hermana- es una estrella en potencia. Interpreta el papel de Cleo con una naturalidad brillante, lo que la convierte en un segundo personaje que refuerza mucho la historia. Elle interpretó a Daisy niña en The Curious Case of Benjamin Button.

En el ascensor del hotel, Johnny Marco se encuentra con Benicio del Toro. Entre preguntas y respuestas, Johnny le dice a Benicio el número de su habitación, a lo que Benicio contesta con picardía: “en esa habitación conocí a Bono”. Un detalle genial que agrega Coppola a la película que también escribió.

Somewhere ganó el León de oro en el Festival de Cine de Venecia. Escuché y leí comentarios negativos sobre la película. Sin basamentos concretos, algunos dicen que es lenta y aburrida. Señores, ¿qué clase de cine esperaban ver?

3 comentarios:

  1. Me pareció terriblemente mala, jejeje. Superficial en su afán de demostrar la triste vida vacía de las estrellas-actores en Hollywood. Después del tercer plano fijo y de 10min, ya quedaba demostrado el planteamiento, pero faltaban 15 más jejeje de “nada”. Dos momentos que exaltaron mi ánimo contaban con la aparición de Elle en la piscina, y la última secuencia cuando el protagonista esta en el desierto y “encontró” un sentido a su vida. Es solo mi opinión. Fin :)
    Carolina Graterol

    ResponderEliminar
  2. No me pareció tan mala... prefiero las anteriores de Coppola, pero me gustó Somewhere.
    Creo que la transformación del personaje es lo más valioso... y los planos fijos tienen que ver con eso.
    Gracias por leer y opinar
    ¿Ramón?

    ResponderEliminar
  3. Somewhere, some film... (La hija de papá)

    ¿Una de las directoras de cine de autor más respetadas? Tú flipas.

    ¿Mejor «Vírgenes suicidas» que «Lost in traslation» Tú flipas.

    Y sí que hay que decir muchas cosas de «María Antoñieta»: que es una basura insufrible, mientras que «Vírgenes suicidas» y «Somewhere» son dos films de lo más corrientuchos, sólo siendo de calidad «Lost in traslation», y de mucha además, el mejor film de su curso, pero que es una casualidad en su filmografía. Si sus pelis tienen tanto bombo es porque es la hija de quien es, que además es el que se las produce. Y además el oscar que tiene se lo robó injustamente a «21 gramos», pues «Lost in traslation» tiene muchas cosas buenas pero no el texto.

    Sejiro, (sejiro1@hotmail.com)

    ResponderEliminar