lunes, febrero 28

Jesse Eisenberg y Fred Durst

Entre el 2002 y 2010, Jesse Eisenberg ha actuado en 17 películas, incluyendo dos cortos; y ha sido nominado a nueve premios internacionales incluyendo Oscar por su papel en The social network. A sus 28 años ¡este muchacho se las trae!

En The education of Charlie Banks, dirigida por Fred Durst en 2007, Eisenberg interpreta un personaje parecido al famoso Mark Zuckerberg… pero menos nerd y con menos dinero.

Charlie Bank (Eisenberg) es un joven que vive protegido en el campus universitario. Sus días pasan entre los estudios, el deporte y las salidas nocturnas. Pero su vida un vuelvo cuando Mick (Jason Ritter), un antiguo conocido con un pasado violento, aparece en su cuarto. Fascinado por la vida privilegiada de Charly, el carismático Mick comienza a integrarse en la vida de este, ganándose rápidamente a sus amigos. Los sentimientos de admiración, celos y miedo de Charly, así como un secreto enterrado entre los dos, amenazan con traer desgraciadas consecuencias.

La educación de Charlie Banks -ganadora del premio "Best New York" en el Tribeca Film Festival- fue la primera de tres películas de Fred Durst, el controversial cantante de Limp Bizkit.

Es un drama entretenido con énfasis en los conflictos más comunes entre adolescentes, la desigualdad entre ricos y pobres, y la amistad.

Como es de esperarse, una película dirigida por un músico talentoso, tiene que tener un buen soundtrack. The education of Charlie Banks lo tiene.

Uno de los tracks: The sad songs, por Fredo Viola:

domingo, febrero 27

Un corto de Jean-Pierre Jeunet

Este es el corto que inspiró a Jean-Pierre Jeunet para algunos personajes de Amelie: Foutaises.

Las escenas donde se presentan a los personajes, lo que les gusta y lo que no, se convirtieron en icono del cine francés. En este corto, Jeunet juega con un personaje, sus recuerdos y deseos.

Es protagonizado por Dominique Pinon, actor fetiche de Jeunet. Pinon es tan feo, pero tan adorable que provoca verlo con cualquier personaje. Además es un excelente actor. Después de Foutaises (1989) se lució con en Delicatessen.

Jean-Pierre Jeunet ganó el premio César por este magnífico monólogo.


Aquí el corto completo que se consigue en Youtube:


viernes, febrero 25

Un western, es un western

Después de ver a Anton Chigurh (Javier Barden) matando gente como un loco en No country for old men, uno espera más sangre –o balas- en una película de los hermanos Coen. En True Grit toda la acción está al final, así que hay que entretenerse con la actuación maravillosa de Hailee Steinfeld que interpreta a una valiente jovencita de 14 años en busca del asesino de su padre, antes que vengan las balas y los muertos. Un western, es un western.

Mattie Ross contrata los servicios de un veterano alguacil, Rooster Cogburn para dar caza al asesino de su padre, el cobarde Tom Chaney. A la pareja se unirá un Ranger, LaBoeuf. El western, género entre los géneros que sigue salpicando con indefinida periodicidad las carteleras de todo el mundo, regresa de la mano de los hermanos Joel y Ethan Coen con “Valor de ley (True grit)”, remake del homónimo clásico y segunda adaptación, más fiel al texto en esta ocasión, de la novela de Charles Portis”. (José Arce, labutaca.net)

True Grit está escrita y dirigida por Ethan y Joel Coen y protagonizada por Jeff Bridges, Matt Damon y Josh Brolin. A Hailee Steinfeld la ubican en un papel secundario, pero es realmente el eje de toda la película. Además su actuación es brillante. Su acento y gestos son tan naturales que recuerdan varias actrices de western de los 60.

Jeff Bridges es un zorro viejo. El año pasado ganó un Oscar por su papel en Crazy Heart. Este año no creo que repita, pues el personaje del alguacil y el cantante no son tan diferentes. Ambos son personajes viejos, acabados, que se refugian en el alcohol. La diferencia es que Rooster Cogburn es más sarcástico que el viejo cantante country Bad Blake (una marca de los Cohen)

True Grit tiene 10 nominaciones a los Oscar, incluyendo Mejor película y Mejor(es) director(es), 8 en los BAFTA, donde ganó Mejor fotografía, y 50 nominaciones más en festivales más pequeños. Sin embargo, es la película que menos me ha gustado de los controversiales Coen.

jueves, febrero 24

Mm ma ma maravillosa!

La primera vez que vi a Colin Firth fue en una película en el que era una especie de  hombre-fantasma que acechaba a una dama en una casa de campo del siglo XVIII (Hoy se que se llama The Turn of the Screw) Dije “este hombre es interesante”.

Ha filmado 68 películas. Lo he visto actuar de bueno, no tan bueno, padre, hijo, tonto enamorado, no tan tonto enamorado, seductor… pero nunca de tartamudo. Colin Firth y Bill Nighy, son mi referencia del cine británico.

The King's Speech es la historia verdadera del Rey Jorge VI, padre de la reina Isabel II. Después de su abdicación de su hermano, George (Colin Firth)  asume el trono por obligación. Debido a un tartamudeo que lo agobia desde niño y la timidez para hablar en público debido a su problema, la esposa del Rey (Helena Bonham Carter) contrata la ayuda de un terapeuta del habla poco ortodoxo llamado Lionel Logue (Geoffrey Rush). A través de un conjunto de técnicas inesperadas, y como resultado de una amistad poco probable, el Rey logra vencer sus temores y con valentía llevar al país a través de la guerra.

No es una comedia cualquiera. El discurso del Rey es una historia realmente conmovedora que pone de manifiesto la vulnerabilidad de los hombres,  incluso de los más poderosos, y el valor de la amistad entre seres iguales.

Está dirigida por Tom Hooper, ganador de un Emmy por la miniserie Elizabeth I, en el 2005. Las actuaciones de Firth, Helena Bonham Carter y Rush son magistrales, especialmente la de Rush que interpreta un personaje de una nobleza extraordinaria.

Suele suceder que días anteriores a la ceremonia del Oscar, las películas nominadas llenen los espacios mediáticos. Todos hablan de las películas y los actores. Creo que con o sin Oscar, todos hablarían de The King's Speech… es maravillosa.

lunes, febrero 21

Un supervillano sin superhéroe

Esta sí es una película realmente divertida. El personaje principal es el antihéroe más torpe y tierno de todos los malos del cine. Buena animación y una historia no tan común para chicos y grandes.

Megamind está dirigida por Tom McGrath (el genial creador de Madagascar) y escrita por Alan J. Schoolcraft y Brent Simons.

Megamind es el supervillano más brillante que el mundo haya conocido, o por lo menos así parece. Su eterno rival es Metro Man, un héroe invencible, bello y hedonista. Cuando Megamind logra hacer desaparecer a Metro Man, su vida pierde sentido, ya no tiene rival ni ganas de seguir. Un supervillano sin un superhéroe no tiene mucho sentido. Es así como todo comienza a cambiar en Metro City.

Las maravillosas voces que acompañan la animación son Will Ferrell como Megamind, Brad Pitt (obvio) es el despampanante Metro Man; Tina Fey la arriesgada periodista Roxanne Ritchie; Ben Stiller el tonto Bernard y Jonah Hill es Titan.

Me reí a carcajadas. Ideal para comenzar una semana que será muy dura. Usaré todos mis poderes para luchar contra el mal, o el bien.
  

domingo, febrero 20

Viaje a la Guajira colombiana

Esta es la historia de Ignacio Carrillo (Marciano Martínez), un juglar que durante años recorrió pueblos y regiones con  su acordeón. Después de la muerte de su esposa decide hacer su último viaje para regresar su acordeón a su dueño original,

También es la historia de Fermín (Yull Núñez), un joven cuya ilusión en la vida es seguir los pasos de Ignacio y ser también un juglar.

Los viajes del viento, la segunda película dirigida por el colombiano Ciro Guerra, es una road movie caribeña que recorre la guajira colombiana desde Majagual, Sucre, hasta Taroa, más allá del Desierto de la Guajira, encontrándose con la enorme diversidad de la cultura colombiana y donde los personajes viven todo tipo de aventuras y encuentros con personajes típicos.

La impresión que me dejó la película es la de un documental ficcionado. Muestra la belleza de la Guajira colombiana, la Sierra de Perijá, el Mar Caribe y la tradición del pueblo Guajiro o Wayuu. Costumbres y tierras muy cercanas a Venezuela. Es una película muy gratificante con música contagiosa y fotografía deslumbrante.

Para la presentación de Los viajes del viento, que ya ha ganado cinco premios internacionales, el director escribió:

“Esta es la historia de un viaje. Un viaje hacia el principio, hacia el espíritu, hacia nuestra alma. Hacia aquello que unió a nuestra raíz blanca, negra y nativa en algo único. Único como la música que de ahí surgió. Durante siglos nos hemos preguntado qué es lo que nos separa; ahora es tiempo de preguntar qué es lo que nos une. Eso que nos unirá a dos seres errantes, Ignacio y Fermín, vagabundos en busca de algo que necesitan, pero que desconocen.  Que nos llevará junto a ellos a descubrir nuevos mundos, nuevas aventuras, nuevas almas. Todo contado con el esplendor de una tierra, nuestra tierra, aún desconocida por nosotros mismos, como telón de fondo. Y al final, el principio. Y otro viaje más.”

Rock and roll a bordo

Libertad, sexo, diversión y rock las 24 horas del día… cualquiera quisiera vivir la aventura de Pirate Radio.

Ambientada en la Inglaterra de los años 60, narra la historia de dos locutores de radio de una emisora pirata. En 1966, sin duda alguna la época del mejor pop inglés, la BBC sólo emitía dos horas de rock and roll a la semana. Pero la radio pirata inundaba el país con rock y pop 24 horas al día. Y 25 millones de personas, más de la mitad de la población, escuchaba cada día a los piratas. Carl (Tom Sturridge) acaba de ser expulsado del colegio, y su madre decide que pase algún tiempo con su padrino Quentin (Bill Nighy). Pero da la casualidad de que Quentin es el jefe de Radio Rock, una emisora pirata instalada en un barco en el mar del Norte, formada por un ecléctico grupo de pinchadiscos. Están encabezados por "The count" (Philip Seymour Hoffman), auténtico dios de las ondas  y enamorado de la música. Le apoyan Dave (Nick Frost), irónico, inteligente y con un cruel sentido del humor; Simon (Chris O’Dowd), un chico amable que busca el amor verdadero; Midnight Mark (Tom Wisdom), enigmático, apuesto y parco en palabras; Wee Small Hours Bob, especialista en programas de madrugada, música folk y drogas; Thick Kevin (Tom Brooke), el dueño del cerebro más diminuto conocido en la raza humana; On-The-Hour John (Will Adamsdale), el locutor de noticias; y Angus "The Nut" Nutsford (Rhys Darby), el hombre más pesado de Gran Bretaña. (Sinopsis de FILMAFFINITY)

Richard Curtis hace un homenaje a las emisoras piratas del Reino Unido, su auge en los años 60 y su posterior debacle a mediados de los 70. Buenas actuaciones y situaciones divertidas sobreviven al hundimiento de este barco.

Pirate Radio (The Boat That Rocked o Radio encubierta) está basada en historias reales de cientos de emisoras que funcionaron en aquella época y desaparecieron. Especialmente, hace referencia a Radio Caroline, un barco con una emisora popular pirata.

Bill Nighy, Philip Seymour Hoffman y Kenneth Branagh  protagonizan esta comedia donde todo es una sátira, incluso los momentos que podrían ser dramáticos se convierten en divertidos. Emma Thompson hace un personaje clave que aparece unos cinco minutos en toda la trama.

Un detalle: a pesar de que la historia se desarrolla en 1966, aparecen discos que aún no se habían producido, la historia musical es anacrónica.

Curtis es uno de mis directores favoritos de cine-champaña, sus únicas dos películas serán clásicos en mi filmoteca: Love Actually (2003) y ahora Pirate Radio (2009). Además, ha escrito las películas que forman parte de mis vivencias: The Girl in the Café (2005), Notting Hill (1999), El diario de Bridget Jones  (2001) y Cuatro bodas y un funeral (1994).

Para el que no lo conozca… Richard Curtis es el guionista de Mr. Bean.

De más está decir que el sountrack es ¡magnífico! Un adelanto de este bote-rock para que se enganchen:

lunes, febrero 14

Christian Bale ¡Brillante!

Irreconocible. Magnífico. Lo mejor que he visto de Christian Bale. De El imperio del sol a Batman. El caballero de la noche hay muchos años y creo que toda esa experiencia acumulada, Bale la muestra con el personaje de Dicky Eklund, en The fighter.

En la película dirigida por David O. Russell, Christian Bale es como el jugador que lleva la pelota por toda la cancha y la pone para que el goleador haga los suyo. Por este papel, estará compitiendo como Mejor actor secundario en la próxima entrega de los Oscar.

The fighter está basada en hechos reales. Cuenta los primeros años de carrera del boxeador Micky Ward (Mark Wahlberg) hasta su llegada a campeón, y su relación con su inestable medio hermano Dicky Eklund, un gran peleador que ha visto sus oportunidades escapar de sus manos a causa de las drogas.

Sí, es cierto que a la película le falta pasión, como dicen varias críticas que leí. Si uno es fanático de Rocky, las peleas de The fighter parecerán tontas y prefabricadas. Además Mark Wahlberg no es el chico carismático que pueda atrapar corazones con este papel, no logra encontrar suficiente profundidad para el personaje. Sin embargo las demás actuaciones son excelentes y la película atrapa.

El drama de la clase obrera norteamericana de los 80, concentrado en drogas, desempleo y problemas de familia, queda aminorado por el show de Bale. Una de las mejores actuaciones que he visto este año.

La película tiene 7 nominaciones al Oscar, incluyendo Mejor dirección y –doble- Mejor actriz de reparto por Amy Adams y Melissa Leo. Ya ocupa el puesto N. 226 en el TOP 250 de IMDB.
 

domingo, febrero 13

10 películas de amor y de olvido en Entremujeres.com


10 películas de este blog recomendadas en Entremujeres, una revista de Clarín:

Para estas fechas, los cinéfilos recomiendan siempre las grandes historias de amor en el cine. "Cumbres borrascosas", "Casa blanca", "Hiroshima mon amour" y otras suelen ocupar las listas de los amores inolvidables. Esta vez, hacemos una selección más actual. Las 10 películas de la última década recomendadas para ver estos días.

Sola o acompañada, llená tu despensa de buen vino, chocolates, pochoclos y disfrutá de esta selección:
 

2x1: comedia y romance

Maggie es una mujer encantadora con un espíritu indomable que no dejará que nada ni nadie la ate, por tanto, se toma las relaciones sentimentales muy a la ligera. Jamie es un carismático vendedor de productos farmacéuticos cuyas habilidades lo ayudan tanto en el mundo agresivo de ventas como en la conquista de mujeres. Ambos se conocen y quedan sorprendidos cuando caen bajo la influencia de la droga más potente: el amor”.

Love and other drugs, basada en el libro de Jamie Reidy: “Hard Sell: The Evolution of a Viagra Salesman”, está dirigida por Edward Zwick (El último samurái, Leyendas de pasión) y protagonizada por Anne Hathaway y Jake Gyllenhaal, acompañados por los talentosos Oliver Platt y Hank Azaria.

Comedia-romántica. Son dos películas en una.

La comedia es una burla –y una crítica- a las grandes farmacéuticas, especialmente Pfizer y su archiconocida droga Viagra, a los negocios y fraudes de la industria, a la competencia desleal del capitalismo, a la pobre vida de los visitadores médicos… Mucho sexo y drogas legales para conseguir mujeres y dinero. Jake Gyllenhaal es perfecto para este personaje: seductor, superficial y sexy.

La otra cara de la moneda: el romance. Hathaway y Gyllenhaal conforman una pareja explosiva. Hay buena química en las escenas de sexo y los desnudos que, por cierto, abundan, para disfrute de todos.

La trama también da un vistazo romántico y comprometedor a  la vida de los enfermos de Parkinson, sus necesidades y sus luchas ante una sociedad acelerada que no mira a los lados. El personaje de Maggie es un ejemplo de esto, y Anne Hathaway hace una actuación convincente. El director pretende reivindicar el trabajo que hacen personas y organizaciones para apoyar a los enfermos de Parkinson, mientras echa mierda a la posición de las corporaciones médicas y farmacéuticas.

Sin embargo, la película puede desilusionar por su indefinición. Es un poco de todo.

Diría mi padre: “no es lo uno ni lo otro… sino todo lo contrario”.

viernes, febrero 11

El gran «performance» de Christina Aguilera

Hacía tiempo que no veía una película tan mal actuada como esta. Sabemos que no se puede esperar mucho de cantantes que actúan y menos si es un musical. Obviamente el espectáculo está por encima de la trama.

Burlesque es la típica historia de la muchacha de pueblo que va a Los Ángeles a buscar su destino. Siempre son bellas saben cantar y bailar mejor que las demás, por eso alguien las odia, y se enamoran del chico lindo que primero ayuda y luego decepciona.

Esta vez Christina Aguilera es Ali Rose, una cantante pueblerina que entra a trabajar como camarera en el club de variedades Burlesque; pero su objetivo será demostrarle a la encargada del local, la testaruda Tess (Cher), que tiene talento para ser una de las chicas del espectáculo y salvar al club ante la amenaza de cerrar sus puertas.

Jack, el chico bueno, es Cam Gigandet, que sigue derrochando físico mientras espera un papel importante para su carrera. También actúan Stanley Tucci y Alan Cumming.

Es la segunda película del director Steve Antin, uno de los chicos actores de una de mis películas favoritas de todos los tiempos: The Goonies.

De más está decir que la música y el show mantienen la película. En aquella famosa presentación de Madonna en los premios MTV de 2003, la participación de Christina se vio opacada por el beso entre Madonna y Britney Spears (todos sabemos que fue un asunto de mercadeo). Pero hay que escuchar o ver de nuevo la interpretación de las tres cantantes para escuchar la voz superior de Christina, incluso a la de Madonna. Desde entonces me gusta. Burlesque es su gran video musical, y Cher su invitada especial.

Por eso recomiendo a los fanáticos de los musicales, de Christina, de la mítica Cher y de los cabarets disfrutar de este espectáculo sin prejuicios ni reservas para los pochoclos.

Este es el resumen de mi post:

miércoles, febrero 9

La Duquesa de Balzac en el cine

Las obras importantes de la literatura clásica siempre tienen sus representaciones en cine y teatro, unas buenas otras no tanto. Es difícil ver una obra con tanta “dramaturgia” en el cine. A veces, puede ser aburrida.

“Durante el período de la Restauración en una sociedad dominada por la hipocresía, por el peso de las apariencias y el dinero, la intriga relata los sobresaltos de una historia de amor sin esperanza, mezcla de pasión y rencor entre el general de Montriveau y la duquesa de Langeais”.

Esta es la adaptación que hizo el director francés Jacques Rivette en 2007 de la novela "La Duchesse de Langeais" de Honoré de Balzac.

Fue una de las últimas películas de Guillaume Depardieu, el hijo de Gérard Depardieu que murió a causa de una neumonía el 13 de octubre de 2008.

Curioso el personaje del general Montriveau, un hombre aburrido y serio que esconde un gran  ímpetu, capaz de hacer todo por amor. La fidelidad a la triste historia de amor de Balzac propone cambios interesantes en la trama… Aún así la película resulta aburrida. Demasiado melodrama acartonado.

Esta vez, debe ser más ameno leer el libro.

martes, febrero 8

Eterna juventud

Cuando uno se sabe la historia espera mucho más de la película.

Eso me pasó con Dorian Gray, la famosa leyenda del retrato que hace joven y bello por siempre a un muchacho inexperto heredero de una fortuna.

El Príncipe Caspián de Las Crónicas de Narnia, Ben Barnes, hace esta vez un papel seductor y terriblemente bello que enloquece a la Londres de 1890 gracias al retrato que lo mantiene con vida. Colin Firth –perfecto como siempre- personifica a Lord Henry Wotton, el hombre que conduce al joven Dorian a una vida de vicios, excesos y violencia.

Esta nueva versión libre de la obra de Oscar Wilde tiene buenas interpretaciones, especialmente la de Barnes: amablemente serena al principio y excesiva al final.

Destaca el maquillaje, la fotografía y los efectos especiales que hacen de la obra de Wilde una película bien ambientada y dirigida. Un mérito para el destacado director de películas de época Oliver Parker.

No faltarán los que critiquen la fidelidad -o no- a la obra original. Por mi parte, no hay mucho que decir sobre Dorian Gray. Es un filme ameno que mantiene el interés, quizás, porque las escenas de fiestas de sexo y excesos sean las más atractivas.

Mi amigo R. quiere ser como Dorian Gray. ¡Cualquiera!

domingo, febrero 6

Damage: sexo y obsesión

Los “amores imposibles” no existen. Si dos personas se aman, ya eso es posible. Lo pensé porque quería comenzar este post hablando sobre los amores imposibles de las películas de Louis Malle, más bien de las relaciones no-posibles entre amantes en las películas de Malle.

Ascenseur pour l'échafaud es una de ellas, Los amantes -ausente en este blog- es otra… Damage es la mejor de todas.

No recuerdo escenas de sexo más apasionadas que las de Damage, jamás vi tanta fuerza en una película tan delicada. La historia, ya no era novedosa a principios de los 90, pero aún hoy resulta intrigante y seductora.

Una peligrosa aventura de amor y sexo entre un hombre maduro, Stephen Fleming (Jeremy Irons) y la prometida de su hijo Anna Barton (Juliette Binoche). Él es un respetable miembro del Parlamento, pero está dispuesto a dejarlo todo por ella. Ella, calculadora y pragmática, está decidida a casarse con su novio.

Los personajes hipnotizan. Malle logra que se comuniquen profundamente con un solo gesto, demostrando que menos es casi siempre más. La interpretación de Miranda Richardson como Ingrid, la esposa de Stephen, le valió nominaciones como mejor actriz en los Oscar, los Golden Globe y los BAFTA.

La película fue duramente criticada por el énfasis en las escenas íntimas cuando los personajes eran –vestidos- fríos y calculadores. A ambos los cautivó una pasión aplastante, inexplicable, más allá de su naturaleza emocional.

Se dice que Juliette Binoche casi abandona la filmación cuando Jeremy Irons se volvió “demasiado físico” durante las escenas de amor.

Me gustan las historias apasionadas, con personajes emocionalmente inestables dispuestos a todo, y más si es por una obsesión amorosa.

Para mí, una frase de Anna resume toda la película: “Una persona herida es peligrosa, porque sabe que puede sobrevivir”.

También funciona como explicación para entender algunas actitudes...

 

Annette Benning, superior

Un drama sobre conflictos familiares, un trío amoroso, hijos que buscan su camino…  lo que realmente quiere mostrar The kids are all right es el valor de la familia, no importa de qué tipo sea. La diferencia con otras películas del género es que, aquí, hay dos madres.

Eso ya lo vimos en los 90 con la inolvidable The Birdcage y en otras películas, así que no tiene nada de extraordinaria esta nueva anatomía promedio.

The kids are all right tienta la estabilidad de la nueva conformación de la familia, apenas socialmente aceptada, y la manera como sus individuos se relacionan entre sí.

Annette Bening es Nic, una doctora de éxito casada con Jules (Julianne Moore) aspirante a todo y centrada profesionalmente en casi nada. Ambas mujeres llevan una vida perfecta en algún lugar privilegiado de Los Ángeles en compañía de Joni (Mia Wasikowska – Alice in Wonderland) y Laser (Josh Hutcherson), sus dos hijos nacidos de un mismo donante desconocido. Paul (Mark Ruffalo) resulta ser ese padre perdido, un hombre exitoso y mujeriego. El encuentro entre los tres traerá el posterior de ambas madres con Paul, lo que agrandará el círculo familiar… ahí comienzan los conflictos.

Escrita y dirigida por Lisa Cholodenko (directora de la serie de TV The L word) es una propuesta independiente que mantiene un buen clímax, es realista y sincera. Sin embargo, se le nota la costura del feminismo: no importa la situación, los hombres siempre tienen la culpa. Un discurso ya agotado en esta sociedad.

Lo mejor es el casting. Los cinco actores son excelentes y Ruffalo volvió a hacer el seductor que fue en In the cut (¡Adorable!). Superior, sin duda, es la actuación de Annette Bening quien le da toda la fuerza a la trama. Por este papel ganó un Golden Globe y tiene varias nominaciones a otros premios, incluyendo el Oscar y los BAFTA.

¡Sydney Ellen Wade lo volvió a hacer!

viernes, febrero 4

Cine para armar

María del Carmen, un ama de casa de 50 años de Turdera, suburbio del conurbano bonaerense,  descubre que tiene un don: armar rompecabezas. En el camino de alumbramiento conoce a Roberto, un millonario de 60 años que aspira a participar en el torneo mundial de rompecabezas en Alemania. Juntos logran conformar una pareja imbatible de juego.

Esta es la sinopsis de Rompecabezas, la primera película escrita y dirigida por la argentina Natalia Smirnoff, quien ha trabajado en varios proyectos anteriores con directores importantes, entre ellos Lucrecia Martel.

Es una película sencilla, pero divina. La interpretación de María Onetto como María del Carmen es muy agradable. El querido actor argentino Gabriel Goity, interpreta el personaje del esposo, un hombre trabajador y cariñoso que descubre que las capacidades de su mujer van más allá de la cocina y la limpieza.
Arturo Goetz, es Roberto, el jugador profesional que enseña a María del Carmen los trucos del rompecabezas. Por cierto, vaga la cuña -en la película y en este blog- para Puzzlemanía, la tienda donde yo también me entretengo horas viendo los rompecabezas que podría armar, pero no compro nunca.

Película entretenida, que ha recibido valiosas críticas internacionales, especialmente en el Festival de Berlín de 2010.

A propósito de la película… descubrí que hay una Federación Mundial de Rompecabezas que organiza anualmente un torneo internacional. De los 16 campeonatos que sostuvo entre 1992 y 2007, 10 han sido ganados por Estados Unidos, 3 por República Checa, 1 por Japón y 2 por Alemania.

Lo mejor de esto es que todos los rompecabezas de este torneo están diseñados para ser lingüística y culturalmente neutros. ¡Genial!

Por mi parte, mientras busco un rompecabezas para armar, me reconcilio con el cine argentino.