domingo, febrero 20

Viaje a la Guajira colombiana

Esta es la historia de Ignacio Carrillo (Marciano Martínez), un juglar que durante años recorrió pueblos y regiones con  su acordeón. Después de la muerte de su esposa decide hacer su último viaje para regresar su acordeón a su dueño original,

También es la historia de Fermín (Yull Núñez), un joven cuya ilusión en la vida es seguir los pasos de Ignacio y ser también un juglar.

Los viajes del viento, la segunda película dirigida por el colombiano Ciro Guerra, es una road movie caribeña que recorre la guajira colombiana desde Majagual, Sucre, hasta Taroa, más allá del Desierto de la Guajira, encontrándose con la enorme diversidad de la cultura colombiana y donde los personajes viven todo tipo de aventuras y encuentros con personajes típicos.

La impresión que me dejó la película es la de un documental ficcionado. Muestra la belleza de la Guajira colombiana, la Sierra de Perijá, el Mar Caribe y la tradición del pueblo Guajiro o Wayuu. Costumbres y tierras muy cercanas a Venezuela. Es una película muy gratificante con música contagiosa y fotografía deslumbrante.

Para la presentación de Los viajes del viento, que ya ha ganado cinco premios internacionales, el director escribió:

“Esta es la historia de un viaje. Un viaje hacia el principio, hacia el espíritu, hacia nuestra alma. Hacia aquello que unió a nuestra raíz blanca, negra y nativa en algo único. Único como la música que de ahí surgió. Durante siglos nos hemos preguntado qué es lo que nos separa; ahora es tiempo de preguntar qué es lo que nos une. Eso que nos unirá a dos seres errantes, Ignacio y Fermín, vagabundos en busca de algo que necesitan, pero que desconocen.  Que nos llevará junto a ellos a descubrir nuevos mundos, nuevas aventuras, nuevas almas. Todo contado con el esplendor de una tierra, nuestra tierra, aún desconocida por nosotros mismos, como telón de fondo. Y al final, el principio. Y otro viaje más.”

2 comentarios:

  1. La ví y me encantó. Soy venezolana hija de colombianos y este tipo de música a veces parece estar en las venas. Los duelos musicales que se interpretaron fueron espectaculares. La recomiendo, como dices, conocerán otra parte de Colombia que también tiene su propia gracia, alma y sabor.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Anónimo... es una película 100% recomendable...
    y la música... uf!

    ResponderEliminar