sábado, marzo 26

Kurosawa, el visionario

Yume (Sueños) es la película más aclamada de Kurosawa. Es una metáfora sobre los problemas sociales que más le preocuparon al director toda su vida. Estrenada en 1990, pasó a formar parte del cine de culto y referencia primera de las 33 películas del director japonés. Es mi película preferida, de todas las que he visto en mi vida.

Sobre Los sueños de Akira Kurosawa hay mucha información. Se dice que es una película majestuosa a pesar de la precariedad de los efectos especiales, que es de un gusto particular que solo podrá ser apreciada por aquellos que miran el cine desde otro lugar más íntimo.

Las leyendas japonesas, desconocidas en este mundo occidental, se convierten en parábolas para enseñarnos una mejor manera de vivir. La guerra, los desastres naturales, la muerte son temas tratados con una delicadeza insuperable.

Dreams se estructura en ocho cortos donde el protagonista evoluciona con los cambios socioculturales que sufrió Japón a lo largo de todo un siglo.
  1. La luz del sol a través de la lluvia. Está basado en una leyenda que dice que cuando el sol está brillando a través de la lluvia, los zorros celebran sus bodas.  
  2. El huerto de los duraznos. Hina Matsuri, la fiesta de la muñeca, tiene lugar tradicionalmente en primavera, cuando las flores de durazno están en pleno florecimiento. Este corto es una poesía visual. Mi preferido.
  3. La tormenta de nieve. Una diosa japonesa, salvará a un grupo de montañistas que lucha en un sendero de una montaña contra una tormenta de nieve. 
  4. El túnel. Es de terror este corto. Un oficial del ejército viaja por un camino desolado al anochecer, de regreso de la guerra. Es un enfrentamiento con la muerte. 
  5. Cuervos. En esta viñeta colorida, Martin Scorsese hace el personaje de Vincent Van Gogh. Un viaje alucinante por la obra del pintor. 
  6. El Monte Fuji en rojo. Es la segunda pesadilla. Una explosión de un central nuclear cerca del Monte Fuji hace que la gente huya por miedo a la radiación. Kurosawa era un visionario. 
  7. El ogro llorón. La tercera pesadilla con un mensaje directo: un demonio explica que ha estado en un holocausto nuclear que acabó con el mundo tal como se conocía. Sí, Kurosawa era un visionario. 
  8. El pueblo de los molinos de agua. El final, la utopía. Los habitantes de un pequeño pueblo decidieron renunciar a la contaminación que produce la tecnología. Optan por su salud física y espiritual. Las personas celebran con alegría la vida y la muerte natural.
El mayor mérito de Sueños es el uso del color. La presentación en cortos, y la dirección de Kurosawa que hace que pensemos estos sueños como una realidad.

¿Visionario? No lo sé. ¿Actual? Definitivamente.

Veamos "El Monte Fuji en rojo":

La vida seguirá su curso, como el río al que tanto recurre Kurosawa.
Carpe diem
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario