martes, abril 12

18 Roughs (BAFICI)

Kijû Yoshida es uno de los directores homenajeados en esta 13 edición del BAFICI, y 18 Roughs, la única película que he visto de él, hasta ahora, es una obra maestra.

El director participó esa tarde en la proyección, acompañado de una de sus actrices principales, y compañera de vida, Mariko Okada; quien protagonizó sus seis llamados “anti-melodramas”.

Con toda su humildad, Yoshida habló sobre la difícil situación de Japón y la esperanza de una pronta recuperación. Además se mostró “preocupado” ante el hecho de que 18 Roughs, dirigida en 1963, gustara poco a la audiencia, debido a que no es una película “muy contemporánea”. Por el contrario, la película resultó más actual que cualquier otra.

18 Roughs es un análisis de las condiciones sociales y humanas de los obreros de la época. Un grupo de 18 campesinos son “trasladados” a la ciudad para trabajar en un astillero. Son jóvenes e inexpertos. Están hacinados en un galpón con pocas oportunidades de tener relaciones sociales. Se sienten inhumanos.

Es una película sobre la injusticia social, los derechos laborales, la inconformidad, la lealtad, la amistad y el amor. Tiene escenas memorables y diálogos rudos, pero con buenas dosis de humor.

En las referencias a la película dice que “fuera por demasiado extravagante o por demasiado adelantado a su época, este film pasó completamente inadvertido en el momento de su estreno y sólo hace poco fue reconsiderado”

Vi la primera película de Yoshida con mi amigo JR. Ambos quedamos encantados ante los encuadres y el manejo de la luz de las escenas. JR quedó fascinado con el personaje que interpreta Akemi Negishi… pensamos que era la actriz que estaba en la sala acompañando a Yoshida, pero no. Mala suerte para mi amigo.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario