sábado, abril 16

The Affair (BAFICI)

Kijû Yoshida dice que su cine es el “anti-cine”. Sus dramas son “anti-melodramas”. Por eso la trama de The Affair parece más una telenovela mexicana que una historia de amor japonesa.

“La estoica Oriko, avergonzada de pequeña por las relaciones licenciosas de su madre con amantes más jóvenes –e incluso de menor clase social–, descubre de a poco su propia sexualidad y se descubre siguiendo los pasos de su madre. El camino la lleva hasta los mismos hombres, aunque ella va a tomar decisiones diferentes”, se lee en la reseña del BAFICI.

Lo importante de The Affair no es el desenlace de la historia, llena de clichés y absurdos (tanto que mucha gente del público se reía), sino los detalles de la filmación.

Yoshida me cautivó con sus secuencias y manejos de luz en 18 roughs, y esos elementos característicos de su cine se aprecian también en The Affair. El detalle es lo más importante.

En una entrevista publicada en "Sin aliento", el periódico oficial del BAFICI, Yoshida dijo que “en la tradición de cine japonés (bueno, casi del cine todo), la mujer ha sido siempre un objeto. Pero siempre lo fue de una forma denigrante. Siempre se le asignó la responsabilidad materna o marital y se la privó de su libertad, de su voluntad. Y, obviamente, está el aspecto de construirla como un objeto sexual, la mujer mirada por los hombres. Intenté cambiar eso. Que fueran ahora las mujeres las que miraban a los hombres como objetos sexuales. Creo que  he triunfado en ese sentido. Al menos eso espero”.

The Affair fue filmada en 1967 y protagonizada por Mariko Okada. Además de ser la esposa de Yoshida, y representante del cine japonés de la década del 60, protagonizó 11 de sus películas. Aquí se la ve todo el tiempo de kimono, un lindo detalle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario