jueves, octubre 6

Los Dardenne en bicicleta

La ganadora del premio del jurado de pasado festival de Cannes, es una película de los hermanos Dardenne. Después de la intriga de El silencio de Lorna, y el postergado estreno de Rosetta en salas suramericanas, ya hacía falta ver esos personajes sencillamente complicados de los filmes  de Jean-Pierre y Luc Dardenne.

Le gamin au vélo (El niño de la bicicleta, 2011) es un drama cerrado. Empieza y termina perfectamente, por lo menos en lo que se refiere a esos conflictos que se nos hacen tan familiares. La soledad de la que no se habla, las relaciones con ese otro que amamos y odiamos y, en especial, esa manera tan “madura” que tienen algunos niños de entender el mundo.

La historia no tiene muchos artilugios: Cyril (el actor revelación Thomas Doret), es un niño de 12 años que vive en un hogar para menores, solo piensa en reencontrarse con su padre, pero él no quiere verle más. Cyril pasa los fines de semana con una madre adoptiva (Cécile de France). Una peluquera que se verá obligada a compensar el déficit de afecto que pone al chico al borde de la marginalidad de por vida.

Más allá de los directores y del drama francés que me gusta, Cécile de France me encanta. Un secret (Claude Miller) fue la mejor película que vi en el año 2008 y con ella entendí que Cécile de France, es como la Jeanne Moreau de esta época.

No hay comentarios:

Publicar un comentario