martes, abril 24

Hors Satan (Bafici)

Hay una escena de esta película que no se olvida nunca. Un hombre hace el amor a una mujer con tanta furia y demonios que ella bota espuma por la boca. Es impactante, y no es la única de Hors Satan, escrita y dirigida por el francés Bruno Dumont.

Una historia sin introducción y con un final abierto, que puede hacer dudar al más incrédulo. Hay muertes y milagros.

Una pareja de la que se sabe poco, viven un pueblo casi fantasma donde el silencio es tenso. Él puede ser un dios o un diablo (quizás sea lo mismo), ella sólo lo sigue y, parece, lo ama.

“Así, el clima religioso, algo místico, que se conforma y afianza escena tras escena, se entreteje entre el andar de él y la forma en que ella lo sigue, fiel, devota, creyente incondicional de sus comportamientos. En su recorrido inmutable, sereno y sin prisa, se cruzan hombres y mujeres, situaciones sin resolver”, dice la reseña del Bafici.

Dumont fue profesor de filosofía, quizás por eso se enfoca en el tema de la vida y la muerte. Dos de sus seis películas, La humanidad y Flandres, ganaron el premio Grand Prix en Cannes.

Hors Satan es la primera película que veo de Dumont, un genio del bien y el mal.  Debo ver otras. No tengo miedo a lo desconocido, sin embargo, de ahora en adelante, tendré cuidado de con quién salgo. Es muy feo botar espuma por la boca.



-A-

No hay comentarios:

Publicar un comentario