martes, mayo 1

Photographic Memory (Bafici)

De los miles de temas que toca el cine hay pocos que de verdad me afectan, que me empujen al borde de la emotividad. No lo logran las guerras, ni los dramas románticos, ni nada de eso. Pero sí hay uno que siempre me toca las fibras y es el de las relaciones padre/hijo. Yo en realidad tengo una gran relación con mi padre así que no sé muy bien cómo explicar este asunto. Quizás deba ir a un psicólogo. Pero antes de acudir a eso prefiero ver películas como Photographic Memory de Ross Mcelwee.

Mcelwee es una leyenda dentro del mundo del documental, ese mundo ínfimo del que, lamentablemente,  sólo estudiantes de cine conocen. Su película Sherman´s March es su obra maestra y ha marcado un hito en la forma de hacer documentales en primera persona. Pero más allá de lo técnico y lo narrativo sus películas tienen algo de lo que muchos documentales carecen: son entretenidas. Es de los pocos en quien confío poder llevarle a mi familia sin que se duerman todos en algún momento u otro. La de Sherman´s March usa como excusa una investigación histórica de la guerra civil estadounidense pero termina hablando de las aventuras y desventura amorosas de Mcelwee. Parece extraño, pero de alguna manera hace que funcione.


Photographic Memory trata acerca de la turbulenta relación de Mcelwee con su hijo adolescente. Pero ese es sólo el punto de partida para explorar su propia adolescencia durante los años 60 en un pueblo en Francia, revisitar los paisajes, reencontrarse con los sobrevivientes y, en el camino, dar unas cuantas lecciones acerca de las relaciones humanas. En esencia trata sobre ese asunto padre/hijo, esa brecha generacional que hace que ambas partes se vean reflejadas en la otra a pesar de todo. Logra poner en imágenes lo difícil que puede ser la comunicación entre ambas partes pero al mismo tiempo permite entender como superarlas.

Si lo de los padres y los hijos es mi tema para terapia, creo que Mcelwee podría ser el psicólogo perfecto.





-P-