domingo, marzo 31

Amour




Si existe el amor verdadero, está en Amour de Michael Haneke; y si hay una visión realista y hermosa de la muerte, está en este párrafo de Memento Mori, el libro de Muriel Spark (1959)

   Se reunieron otra vez en el comedor, donde un fuego chisporroteaba débilmente, iluminado por la luz del sol.

   Henry Mortimer dijo:

   -Si pudiese volver a vivir mi vida, me crearía el hábito de prepararme mentalmente todas las noches ante la idea de la muerte. Por así decirlo, practicaría la rememoración de la muerte. Es la práctica que más intensidad le da a la vida. La proximidad de la muerte no debería tomarnos por sorpresa. Debería ser parte de la expectativa total de la vida. Sin un sentido constante de la presencia de la muerte, la vida es desabrida. Sería lo mismo que vivir alimentándose con clara de huevo.


Una combinación perfecta para pensar en la vida que nos queda.


Amour
Michael Haneke, 2012
Protagonizada por Jean-Louis Trintignant, Emmanuelle Riva e Isabelle Huppert.
Oscar a la mejor película extranjera y 42 premios más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario